lunes, junio 29, 2009

¡Alto o disparo!

- ¡Alto!

A veces, la puñetera vida o jodida existencia te depara sorpresas en extremo desagradables y te toca, quieras o no, enfrentarte tú solito a situaciones de tan inusitada como superlativa tensión en las que no te queda otra que recurrir, si no queremos que la cosa desemboque en desenlace trágico, a las naturales armas o recursos con los que la misma naturaleza humana ha tenido a bien dotarnos. Por ejemplo, el lenguaje.

- ¡He dicho alto!
- ¿Es a mí?
- Sí, a ti. ¡Alto!
- Bueno, muchacho, yo te lo agradezco, lo de alto, pero, ¿sabes?, hace unos años sí, podría haberse considerado que servidor era un tipo más o menos de buen talle, y prueba de ello es que encontrábame muy por encima de la media de mis compañeros de pupitre, a la sazón muchachos imberbes todos como tú; pero ahora, ¡ay amigo!, ahora con lo que vienen despuntando las nuevas generaciones como la tuya, en lo que bien pudiera denominarse como la era post colacao, o post petisuis, o incluso post leche collantes, la que hace a los niños gigantes, ya no se puede afirmar sin caer en la mentira que mi aspecto responda al de una persona muy alta, más bien diríamos que... normalita.
- ¡Cállate! ¡Alto o disparo!
- Verás, muchacho..., ¿tú has pensado bien lo que vas a hacer y lo que ello supone, o, dicho de otra manera, has considerado o reflexionado mínimamente acerca de las consecuencias lógicas que tu conducta pudiera acarrear a posteriori?
- Sí. Apretar el gatillo y sanseacabó.
- Vale, vale, las levanto. Pero déjame, déjame que sin moverme ni lo más mínimo y sin apenas respirar te cuente algo que pudiera modificar tu decidida voluntad de apretar el gatillo y sanseacabó, como tú mismo has definido la sucesión acción/consecuencia que te dispones sin más dilación a perpetrar, me temo.
- ¡Más arriba, las manos!
- Vaaaale. Verás, resulta que..., mi mente, digo yo que inspirada ante tal situación de tensión y mieditis como la que ambos dos estamos viviendo..
- Yo no tengo mieditis.
- Bueno, ante la situación de tensión y mieditis que servidor está viviendo, mi mente me retrotrae a la época en la que uno era, como tú, un simple muchacho...
- Yo no soy simple. ¡Voy a disparar!
- No, no. No digo que tú seas simple, sino que yo sí que lo era, y que claro, en realidad todos los niños tienen algo de... inocentes.
- Yo no soy inocente. ¡Voy a disparar!
- Estooooo... vale, vale, cambiemos de tema pues. Oye, resulta de verdad impresionante, créeme, el arma que portas.
- Mi dinero me ha costado...
- No me extraña ni lo más mínimo. Fíjate, abulta más que tú...
- ¿Me estás llamando pequeñajo? ¡Quietooooo!
- No te preocupes que ni me muevo. Sólo iba a verla más de cerca, porque de verdad que es impresionante. No es que tú seas pequeño, no. Es que el artefacto ostenta un tamaño digno de toda mención.
- Se trata de una Super Soaker Artic Blast, y cierra ya tu sucia bocota.
- La cierro, la cierro porque sin palabras me dejas, muchacho. Eso debe ser lo último de lo último.
- La estreno hoy. ¡Estate quieto!
- Pues déjame que te felicite, porque a la vista salta que has adquirido un artilugio que resulta ser todo un alarde de diseño y tecnología.
- Ya te digo. ¡Arriba las manos! ¡Voy a disparar! Ahora sí que sí.
- Oye, ¿y esa especie de cajoncito que tiene ahí abajo, para qué es?
- Eso es pa’l hielo.
- ¿Hielo para qué, muchacho?
- Para mantener a una temperatura cercana a los cero grados centígrados, antes denominados Celsius, el liquido elemento que, como resultado de la aplicación del Principio de Pascal y dada la presión que el gatillo ejerce sobre el depósito, el cañón acabará por expulsar en dirección a la víctima elegida. Es decir.... pa'que el agua salga bien fresquita. ¡Tomaaaaaa!
- Ahhhhhh.

Mira que me sientan a mí mal, las dichosas pistolitas de agua.

15 comentarios:

Wen dijo...

Jajajajajajajaj, qué susto me habías dado jope !!!!!

El futuro bloguero dijo...

Un toque refrescante, en este relatito... chof chof

Estilografic.blog dijo...

Wen: te recomiendo que te hagas con una para tu pisci, la de los 20metros, y vas y le das un susto al socorista.

Futuro bloguero: ¿Refrescante? ¡Sale heladita, el agua!

Wen dijo...

Jajajajaja, este año tenemos un socorrista maquinero, de esos de chunda chunda, etc... No creo que le haga mucha gracia, Mariano. Con los socorristas no se juega... XD

Belén dijo...

Yo decíame, que están atracando a mi estil?????

Es peor los globos de agua, créeme...

Besicos

marisa bop dijo...

Yo también pensé que nos ibas a narrar un mal encuentro. Me dejas más tranquila.
"Soy la que tengo el chorro más potente" decía mi niña al salir de la fiesta del agua en el cole blandiendo su Super Soaker.
"Niña, aparta eso" decía la madre ante la estampa "ángel de Charlie", es que no soporto el agua fría (ni las pistolas, claro está).
Un beso.

Estilografic.blog dijo...

Wen: y si un crío comienza a hacer aspavientos con el agua al cuello y grita ¡socorro! ¡socorro!, ¿adopta posición de alerta, el socorrista, o se piensa que le está haciendo los coros?

Belén: huy, lo de los globos de agua ya me está dando para otro post.

Marisa: es que tu niña tiene un carácter... Y que la super soaker es mucha super soaker, para qué nos vamos a engañar.

Mariano Zurdo dijo...

Vuelto ya de mi visita al señor roca, después de haber giñado con tu entrada, me dispongo a salir a la calle a adquirir una pistolita de esas y preparaos, porque os voy a dejar los blogs regaditos, regaditos...

Estilografic.blog dijo...

Mariano Zurdo: ya de paso vas y me riegas la huerta, anda, que se me están poniendo los tomates coloraos, coloraos. Y los calabacines ni te cuento.

iván dijo...

¿Y cuándo van a incluir estas armas en el catálogo de destrucción masiva? Al menos en el de armas pesadas, por que algunas llevan hasta depósito aparte conectado con un tubo. Yo iba a comprarle una al peque y alucinaba. ¡Las hay hasta con tinta!
En fin. Tanta ingeniería aplicada a la guerra tiene que dar sus frutos... Piscineros.

Irreverens dijo...

¡Cómo mola!
:D

Y lo que habría disfrutado yo de haber tenido una de esas...

¡jajaja! Y el nombre es la caña, eh. "Súper empapadora de Chorro ártico". Flipa con flowers, colega.
XDDD

Elèna Casero dijo...

¡qué susto, Estili!
pensaba que te habían atacado con una pipa de verdad.

Besitos

Mariano Zurdo dijo...

Me lo imaginaba, te han secuestrado en la piscina.
Esas pistolas las carga el diablo...

Irreverens dijo...

Estili, rey, sal ya de la piscina, que tienes los labios amoratados y estás temblando todo enterito, hombreya.

Mariano Zurdo dijo...

Como sigas regando los pimientos va a crear monstruos, que lo sepas...