lunes, abril 07, 2008

El extraño y sorprendente caso del pececillo desaparecido (Cap. I)

Agencia de detectives ACME y Asociados, lunes 7 de abril, 11:00 horas AM.

Toco, toc.
- Adelante, adelante, que no sé si se ha dado cuenta usted, pero la puerta ya está abierta y está golpeando sobre mi cabeza.
- Huy, disculpe señorita, es que estaba mirando para otro lado y...
- Vale, vale, no se preocupe, estoy acostumbrada a ello. Incluso tengo ya el correspondiente chichón de manera permanente.¿Qué desea?
- Venía a ver si son ustedes capaces de ayudarme a resolver un extraño y sorprendente caso.
- ¿Es usted cliente?
- Hombre pues depende; si se refiere usted a cuando salgo los fines de semana armado de paciencia de compras con la familia con dirección a uno de los muchos centros comerciales que abundan en la comunidad de Madrid, sí, en esos momentos me convierto en cliente. Incluso si a lo que usted hace alusión es a cuando a mediodía en días laborables me dispongo a almorzar en el restaurante que queda cerca de la oficina, le diré que también, que desde el momento en que tomo asiento y pido el menú del día al camarero ya soy considerado como cliente; y si, por último, se refiere usted en cambio al instante en que, aproximadamente cada dos meses, acudo puntual a mi cita con el peluquero para dar mayor lustre y mejor presentación a mis rebeldes cabellos que comienzan a rizarse de manera que no hay manera de peinarlos con las prisas matutinas, pues también, también en esos momentos soy cliente, oiga.
- No, no, vamos a ver, yo me refería a que si es usted cliente nuestro, a que si ha venido más veces.
- Ah, pues eso no lo sé. Últimamente voy a tantos sitios y hablo con tanta gente que ya no sé dónde he estado y dónde no.
- A ver, dígame nombre y apellidos, le busco la ficha y terminamos antes.
- ¿Qué me va usted a buscar, dice?
- La ficha, la ficha de cliente. Nombre y apellidos, por favor.
- Estilografic Punto Blog.
- ¿Así como suena? ¡Qué extraño!
- Pues anda que “ACME y Asociados”, no sé que será peor.
- ... pues por Punto Blog no me viene nada. ¿Seguro que son esos sus apellidos?
- Segurísimo, Punto por parte de padre y Blog por parte de madre. De toda la vida de Dios.
- No sé, no sé... Pues no, no me aparece. ¿Y no será, digo yo, que tiene usted un blog que se llama precisamente así, Estilografic Punto Blog, y ha adoptado usted ese nombre por hacerse el graciosillo o, qué se yo, por tratar de ser más original que nadie en la blogosfera sin conseguir ni lo primero ni lo segundo, permítame que se lo diga?
- Pues oiga, ahora que lo dice a lo mejor ha sido así. Hay que ver qué lista es usted.
- No olvide que está usted en una agencia de detectives. Aquí lo sabemos todo.
- ¿Ah sí? Y quién va a ganar esta alocada liga que parece que nadie quiera ganar, dígame usted?
- Bueno, casi todo. Además, yo soy sólo la secretaria. Lo que usted quiera tendrá que tratarlo con el señor Johnny Holiday, maestro de detectives donde los haya.
- ¿Johnny Hallyday? ¿El famoso rockero francés que colabora con el mismísimo Loquillo, ya sin Trogloditas, en su último disco?
- ¿Ve? Loquillo sí que es cliente nuestro, que precisamente le han robado las canciones de ése su último disco y se las andamos buscando. Pero no. He dicho Holiday, no Hallyday.
- ¿Es de procedencia anglosajona su jefe?
- Que va. De Utrera, creo que es. Pero se hace llamar así por su marcada tendencia a tomarse días libres.
- Bien, pues entonces le expondré a él mi caso. Es muy pero que muy urgente.
- ¿Y por qué es tan urgente, si puede saberse?
- Porque resulta que en casa nos ha desaparecido un pececillo de la pecera. Y urge recuperarlo lo ante posible, no vaya a ser que, allá donde esté, se encuentre fuera del líquido elemento y se nos ahogue, el pobre, pues supongo que sabrá usted, teniendo en cuenta lo lista e inteligente que ha demostrado ser a lo largo de lo que llevamos de post, que a los pececillos fuera del agua les cuesta lo suyo respirar a pleno pulmón, entre otras cosas porque no lo hacen por los pulmones precisamente, sino por las branquias.
- Pues lo siento por su pez, por usted y por las branquias de aquél, pero el caso va a tener que esperar hasta mañana.
- ¿Y eso? ¿Por qué no puedo hablar ahora mismito con su jefe?
- Me temo que hoy va a ser imposible. Es su día libre.

(tu bí continued)

9 comentarios:

Belén dijo...

NO te preocupes querido estil... que yo iré buscando por aquí a ver si encontramos al pececilio antes que se nos ahogue hombrepordios (si... has leído pececilio, es así como, a tono de broma, hacemos diminutivos entre mis amigos, esos que saben que tengo un blog pero no lo leen jajajajaj)

Oye, y dile a la secretaria o a quien sea que si el Zaragoza baja a segunda, que las lágrimas de mis convecinos hacen que el río se desborde...acongojados se hallan...

Besos en los rizos oiga, que por un momento creía ver a Maradona :)

Belén dijo...

Aunque ahora que caigo... igual si está aquí el pececilio está vivo, guardemos las esperanzas, como bien me dice en mi blog...

Mariano Zurdo dijo...

¿Has mirado en las fauces de Simba? Es que a los ratones rusos les gusta mucho el pez pescado...

Estilografic.blog dijo...

Belén: yo no sé quién ganara la liga, pero lo que es seguro, me temo, es que el Zaragoza no. Y eso lo sé sin ser yo detective ni nada. Lamento-lo, pero es así. Ni esperanzas ni na de na.

Mariano Zurdo: no me asustes, no me asustes... (por no decir no me jo...)

Iván dijo...

Mira que a mí se me hace raro imaginarme a un sabueso detective tras las aletas de un pececillo fuera del agua... Pero vaya. Cosas más raras se han visto.

Irreverens dijo...

¿De qué color es el pececillo? Lo digo porque iré por ahí mirando a ver... además, si está por Vigo, no te preocupes porque, como se va a pasar la semana entera lloviendo, no se va a ahogar por falta de agua.
:)

Veo que los posts por capítulos van ganando adeptos. Mola.
:)))

Hala, ricitos de oro, jijijiji, besotes.
:P

wen dijo...

Los peces es lo que tienen.... que son expertos en el arte del camuflaje...
Por cierto, que leí lo del tipo ese que perdió las letras del disco, el libro y todo eso en unos portátiles... Es una especie de epidemia, primero clandes, luego ese tipo, luego yo, luego Alfman... Es una especie de confabulación portatilera contra la raza humana o qué?

JOAKO dijo...

Crié uno de esos peces naranjas (en realidad glu glu pertenecia a mi hijo), que tomo la rara costumbre de suicidarse, en varias ocasiones saltaba de la pecera, le pusimos un libro encima a dicha pecera para aplacar sus ansias suicidas, al final murió de viejo y se le hizo un funeral viquingo en en WC.En fin te recomiendo que busques alrrededor de la pecera, y tal vez, solo tal vez lo encuentres. Estoy seguro que el señor Holiday empezará por ahí, tal vez, solo tal vez, esta conseja te ahorre un buen dinero.

Desesperada dijo...

lo buscaré en mi cabeza! tengo tantas cosas dentro que puede que ni lo haya visto si está!