lunes, abril 14, 2008

El extraño y sorprendente caso del pececillo desaparecido (Cap. V)

RESUMEN DE LO PUBLICADO: El detective Johnny Holiday, al que se le conoce ya no sólo por su tendencia a tomarse días libres, sino también por su afición a hacer rimas graciosillas y soeces, no avanza en el caso del pececillo desaparecido. Lo último que se le ha ocurrido es mandar a Estilografic que rellene su aspiradora de agua aprovechando una doble fuerza, la de la gravedad y de la propia potencia del aparato (una Rowenta 7535 Clean Control) por si el animal pudiera encontrarse dentro del artilugio.

Cap. I, Cap. II, Cap. III, Cap. IV (despacito, ¿eh?)

Despacho del detective Johnny Holiday. Lunes 14 de abril. 13:00 horas PM.

- Mal día nos espera hoy para lo nuestro, amigo Estilografic.
- VayaporDios. ¿Y eso?
- Tengo nuevo caso a la vista, y esta vez importantísimo.
- El caso........¿seis?
- Je, je, veo que se lo pensó usted por si acaso, ¡eh?. Pues sí, el llamado “casoseis”, así, sin rimas ni nada.
- ¿Y de qué se trata?
- Nada más y nada menos que de averiguar, amigo Estilografic, la composición del nuevo Gobierno socialista surgido tras las pasadas elecciones del 9 de marzo.
- ¿Ah sí? Pues me temo que Zapatero se le ha adelantado a usted, Señor Holiday.
- ¿Cómo dice?
- Que según tengo entendido, a estas horas los nuevos ministros ya están prometiendo sus cargos ante el Rey, y lo que es más, esta tarde celebran ya el primer Consejo de Ministros.
- ¿Pues sabe qué le digo?, que mucho mejor, porque así tendremos más tiempo para avanzar y dar de una vez por todas carpetazo al dichoso “casocuatro”, que si no se lo damos nosotros los que van a acabar dándoselo son los sufridos lectores de éste su blog.
- Mire, ¿sabe qué le digo yo?, que por primera vez desde que nos conocemos estoy en algo de acuerdo al cien por cien con usted.
- Pero antes póngame al día, mi querido Estilografic, de cómo es entonces el nuevo Ejecutivo, a ver si servidor iba bien encaminado en sus pesquisas.
- Mejor pinche usted aquí, lo ve, y no perdemos tiempo en contarlos, que son nada más y nada menos que diecisiete ministerios con sus respectivos ministros y ministras. Más ministras que ministros, por cierto.
- Esta bien, pincharé, pero antes adelánteme usted, hombre, los datos más importantes y llamativos de los nombramientos, ¿no ve que mordiéndome las uñas estoy?
- El desembarco de Sebastián en Industria es, sin duda, de lo más destacado.
- ¿Sebastián el cangrejo de La Sirenita? ¡Qué obsesión la suya con el mundo marino!
- No hombre no. Sebastián el que fuera rival de Gallardón en las últimas municipales.
- ¿Y qué más es, a su juicio, digno de mención?
- Que Chacón va a Defensa, y que Magdalena se mantiene.
- Qué tías. ¿Algo más que destacar?
- Sí. El nombramiento de la jovencísima Bibiana al frente del nuevo Ministerio de Igualdad.
- ¿Bibiana la popular “chica Almodóvar”?
- ¿Es que no oyó usted que dije “jovencísima”? La almodovariana Bibiana debe andar ya por los.... Pues como usted y yo, más o menos.
- ¡Qué dice! Hable por usted, que yo, aquí donde me ve, soy bien jovencito.
- Pues no lo aparenta usted, qué quiere que le diga. ¿Cuál es su edad?, si me permite la indiscreción.
- No más de cuatro post tengo de vida. Cinco con éste, para ser exactos. Yo antes es que ni existía. Y poquitos que me quedan ya, además.
- Vaya, ahí me ha pillado usted. Pero dejémonos de rollos y vayamos a lo nuestro.
- Ah sí, el “casocuatro”. Procedo primero a dar carpetazo al “casoseis” y ya estoy con usted.

¡POM!

- Ya estoy con usted. ¿Hizo lo de la aspiradora que le dije?
- Qué remedio.
- ¿Y cuál fue el resultado?
- Hubo dos resultados. ¿A cuál se refiere?
- Detálleme los dos, si no es mucha molestia.
- El resultado uno fue el derramamiento del agua sobre el parqué del salón, supongo que debido a que una de las dos fuerzas que deberían haber entrado en juego falló. O quizás las dos.
- Pues también es mala suerte, oiga, no sabe cuánto lo siento. El tal Newton no se había equivocado antes, que yo sepa. ¿Y el resultado dos?
- Estropeóseme la Rowenta.
- Vaya por Dios. Si es que ya no hacen las aspiradores como antes. Ni piensan en los peces ni nada. Vamos a abrir entonces, si le parece, una nueva línea de investigación. Dígame, amigo Estilografic, ¿qué tipo de pez es el desaparecido?
- Pues normalito, de los de agua de toda la vida.
- Ya, ya, pero ¿sabe usted el nombre de la especie y, lo que es más importante, su precio en el mercado?
- Creo que es un cometa, y su precio, no más de un par de euros.
- ¿Y dónde lo compró?
- En el establecimiento La Maskota ke Flota, tienda especializada en la venta de peces, como su nombre indica. Oiga, ¿no estará usted tramando comprarme otro y santaspascuas?
-Bueno, se trata de una posibilidad.
- Pues quítese esa idea de la cabeza, hombre. ¡Ese pez es un ser vivo, y tiene un valor sentimental!
- Bueno, eso de que es un ser vivo, al menos ahora mismo, es algo discutible. Y en cuanto al valor sentimental... Pero bueno. ¿Ya está usted otra vez llorando?
- Es que dice usted las cosas de una manera...
- Ande, ande, no sea usted tontín, que a lo mejor se lleva usted una alegría y le llaman de Moncloa en los próximos días para formar parte de algún equipo ministerial.
- Sí hombre, no sé de qué ministerio va a ser.
- Pues del de Agricultura y Medio Ambiente, lógicamente (que ahora incluye Pesca y Medio Marino, ¡así de fino!).

(tu bi continued a litel)

7 comentarios:

Belén dijo...

Yo también estoy llorando, por la aspiradora y por el pececilio :(

Besos

Irreverens dijo...

Jope, Estili, ¡¡que el pececillo se va a moriiiiiiir!!
:O

Dile al atontao de tu detective que te compre una aspiradora nueva, va.

Y en cuanto a los ministerios... mucho trajín veo yo de carteras, no sé, no sé... Me encuentro a la expectativa.

Petonets, au.

Irreverens dijo...

I VISCA LA REPÚBLICAAAAAAA!!!

(jejeje)

JOAKO dijo...

el pescao solo es pescao despues de ser pez. Y ya creo que tu pez es mas pascao que pez. Ese está muerto en la rama, y la monja canta dentro de la toronja.

En fin, que los ministros van, los ministros vienen y nosotros nos iremos y no volveremos mas...

Wilde dijo...

Pero vamos a ver, así que a estas aspiradoras ultramodernas de agua hay que cambiarles el fluido!!! Entonces estamos en las mismas, en vez de bolsas agua, ¿no?

No entiendo nada!!!

Y viva la república!!!!

Mariano Zurdo dijo...

Estos días ando más liado que la pata de un romano, pero la semana que viene me acompañarás en mis viajes de metro porque pienso imprimirte y leerte. Avisado quedas.
Besitos/azos.

Estilografic.blog dijo...

Belén: no llores hija, insisto en que procuraré darle un final feliz, al cuento y al pececilio. Lo de la aspiradora ya tiene peor arreglo, me temo.

Irre: lo mismo te digo. Y esperemos que lo de los ministerios también tenga un final feliz, pero eso ya no depende de mi. Y visca, visca.

Joako: estoy por meter a la monja en el embrollo, pero me temo que se me va a liar demasiado.

wilde: yo tampoco lo entiendo, chico, Dicen que es que son ecológicas, no sé.

Mariano Zurdo: despacito, imprímelo despacito.