martes, septiembre 16, 2008

Vacaciones en el mar: Simulazione (simulacro)

Día 3
Recorrido:de Savona a Nápoles (345 millas náuticas)
Salida de Savona: 17.00 horas
Llegada prevista a Nápoles: 13.00 horas
Estado de la mar: en su línea, como siempre.
Navegación turística: como vamos a navegar por la noche no se va a ver ni un pijo, así que nos ahorramos el espacio. Eso sí, la llegada a Nápoles, ya con la luz del día, es muy bonita, no se la pierdan, con un volcán y todo. Apagaaaaado, el Vesubio está apagaaaaado.


.... toc, toc, toc, toc...
- ¡Estilografic!, ¡Estilografic, signor! ¿Va tutto bene?

Cinco horas antes...:

La megafonía del barco brama a todo bramar el siguiente comunicado:

- Signore e signori, les recordamos que en el día de hoy, a las 16.30 horas, hora de la siesta, procederemos a realizar un simulacro de emergencia (simulazione di emergenza) obligatorio para tutti nuestros huéspedes. Y cuando digo “tutti” es tutti, ¿capito?
- Síiiiiiii - contestamos todos.
- Bien, pues atentos a las instrucciones - continúa el comunicado -. Cuando escuchen la señal de emergencia, siete silbiditos cortos de sirena seguidos de uno largo, tendrán que...
- Scusi, ¿pero cómo de cortos los cortos y cómo de largos los largos?
- Pues “pi” los cortos y “piiiiiiiiiiiii” los largos, mas o menos, “i” arriba o “i” abajo. Decía que cuando suenen los silbiditos tendrán que ponerse los chalecos salvavidas que encontrarán en sus camarotes y dirigirse al punto de reunión...
- ¿Pero los chalecos nos lo ponemos encima de la ropa que llevemos puesta en ese preciso momento o debemos primero proceder a despelotarnos para a continuación, y sólo a continuación, cubrir nuestros fornidos torsos con la escueta prenda salvadora, o salvatore, dejando al descubierto, ¡vive Dios!, nuestras partes pudendas inferiores, o inferiori?
- ¡Oigan!, ¿me quieren dejar ustedes – y de manera especial usted, signor Stilografic - que termine de leer tutto il comunicato, que como tenga que andar contestando uno por uno a los 4.000 pasajeros del barco nos va a dar la hora del simulacro y nos va a pillar a todos “in mutandine”, o lo que es lo mismo pero en spagnolo, "en bragas"?
- Vaaaala, vaaaale – contestamos todos a una.
- Decía que deberán dirigirse ustedes al punto de reunión siguiendo las indicaciones escritas en la parte interna de la puerta de su camarote. ¡Gracias por su colaboración! ¡Grazie per la sua collaborazione!

Tras la escueta información leída por megafonía a servidor le quedaban bastantes dudas, pero claro, tal y como se había puesto el tipo, cualquiera le interrumpía más veces para aclaran los puntos más oscuros del dichoso comunicado. A ver:

1.- ¿Sucederá, como en el Titanic, que quienes tienen la suerte (y la posición económica, claro, yo no digo que no) de disfrutar de los camarotes de primera clase, esto es, de las lujosas suites dotadas de terraza con vistas a la mar salada (salvo cuando el barco está atracado en puerto, que entonces si que no, que ahí no se ven más que grúas, contenedores y algún que otro barco que nos viene siguiendo todo el camino por mucho que hayas pagado por el billete, so listo) serán los primeros en ocupar los botes salvavidas mientras que los demás, los ocupantes de los modestos pero funcionales camarotes interiores sin ventanuco ni nada, es decir, la familia Estilografic, seremos en cambio los últimos en dejar atrás la damnificada embarcación que ya se viene a pique, ¡oh Dios!, por culpa del puñetero iceberg?

2.- ¿Ocurrirá, como en el Titanic, que antes de que todo se eche a perder definitivamente y se arme la marimorena o, en su defecto, la de Dios es Cristo, nos dirigiremos la señora de Estilografic y yo mismo hasta el mascarón de proa del barco que tan hospitalariamente nos acoge para declarar a los cuatro vientos, con música de Celine Dion de fondo, nuestro amor eterno hasta más allá de la muerte mientras mos fundimos en tierno y cinematográfico abrazo ?

3.- ¿Habrá, como en el Titanic, una orquesta que tocará y tocará hasta que el último pasajero, que deberá ser el tipo del violín, abandone el barco o en su defecto se hunda para siempre con su instrumento al hombro (al instrumento de música, me refiero) en las frías y revueltas aguas del inmenso mar, o será el ya famoso equipo de animación (scuadra di animazione) el que mantendrá entretenido al pasaje hasta el último y trágico instante en el que la popa, definitivamente, se sumerja rumbo al fondo de los océanos llevándose consigo al mismísimo Leonardo Di Caprio?

y 4.- Y sobre todo: ¿tiene todo esto algo que ver con la confesión que me hizo el oficial en el primer post, a quien se le escapó el insignificante detalle de que las cocinas parten el barco en dos, dato a partir del cual todo sagaz y desconfiado pasajero debería pensar que sí, que en efecto, existe riesgo de hundimiento inminenteeeeee?

Entre tales dudas y cavilaciones quedeme reposando plácidamente sobre la cama tras opíparo almuerzo a la espera de que los dichosos silbiditos, siete cortos y uno largo, nos espabilaran y condujeran hasta la zona en la que esperan los botes salvavidas para realizar la sencilla y rápida maniobra de simulacro de emergencia, y regresar después como si nada cada cual a su camarote una vez que se haya comprobado que TODOS los pasajeros han acudido a la llamada.

¿Todos?, ¿tutti?... ¡Falta uno! ¿Alguien sabe cuál es el camarote de los Estilografic?

.... toc, toc, toc, toc...
- ¡Estilografic!, ¡Estilografic, signor! ¿Va tutto bene?
- Zzzzzzzzzz...molto bene...., sí......, grazie...., zzzzzzzzz

11 comentarios:

JOAKO dijo...

En una ocasión en el tren intercity Madrid Valencia me pusieron la peli "el fugitivo" con Harrison Ford, en la cual hay un impresionante accidente de trenes nada más empezas la pelicula. ¿acaso os han proyectado "Titanic" en este placido crucero?, esto sería de un mal gusto rayano en lo psicopata.

Irreverens dijo...

Jope, Estili, ¿no me digas que te saltaste el simulacro?

Y yo que quería que nos comentaras si teníais que tiraros al vacío, y si realmente primero sacan a los niños y las mujeres en los botes salvavidas, y...

Jo, es que yo también me he quedado con muchas dudas.

geminisdespechada dijo...

estilografic.blog dijo: "(al instrumento de música, me refiero)"

y le quitó toda la gracia al párrafo... XD

Estilografic.blog dijo...

joako: no se dio el caso, pero la tele sí que tuvo la ocurrencia de programarla dos días antes de irme, que ya es mala idea.

Irre: no me lo salté, sino que me lo soñé (que no, que no, que en realiadad no, que yo soy muy bien mandao)

Géminis: vayapordios.

Mariano Zurdo dijo...

Y de souvenir, ¿qué te has "traído" del barco?, ¿el albornoz o el chaleque salvavidas sin estrenar?
¡Robahigos! (uy, perdón, que me he equivocado de camarote, digo de blog).
Besitos/azos.

Wen dijo...

Jajajajajajajajajajajajaja, de verdad que es que me parto.... me encanta la tradicción instantánea ( o traduzione instantatea ) XDD
Estilografic, me alegro de verdad de que estés de regreso sano y salvo...
Mira que no ir al simulacro... si eso es mu divertio....puedes gritar con un chaleco naranja por la cubierta de un barco como un loco dicendo " Diosss mioooooooo vamos a morir todoooooooooosssssssss"
Anda que no tiene que relajar eso !

Belén dijo...

Yo ya te veía en la proa (o el otro lado hombrepordios que no recuerdo como se dice) con la señora estilografic con los brazos en cruz diciendo:

Soy en rey del mundo!!

Ay que ñoñería de peli...

Besicos

Estilografic.blog dijo...

Mariano a babor: traerme lo que se dice traerme me he traído una herida en el pie que me hice en la piscina y poco más, que las tiendas de souvenires y esas cosas tenían “tela marinera” de caras.

Wen: no veas lo bien que vienen los traductores online (o traduttori informatici) para este tipo de cosas.

Belén: sí, sí, será una ñoñería, pero te mete el miedo en el cuerpo...

Carlos Añejo dijo...

Sí, sí... yo también me tomaba a coña los simulacros en los barcos y mírame ahora... flotando en una palangana.

Jovekovic dijo...

Me estás incitando a apuntarme a un viaje de éstos, espero que no me obliguen a remar o a cargar la caldera de carbón.

Estilografic.blog dijo...

Náufrago: tú sí que sabes. De esto, digo, sobre todo.

Jove: yo me lo pensaría. Si es que la gente se cree que a un barco se va de vacaciones, qué listos, con todo lo que hay que hacer en un bicho de esos.