viernes, mayo 04, 2007

Micky, la perrita tímida

Ayer tuve un día de perros. Tal cual. A Micky, la perrita de mi jefe, no la pueden atender en casa, y han decidido entregarla al Centro de Protección Animal del Ayuntamiento de Madrid, de donde en su día también fue recogida, para que otro dueño pueda adoptarla. Me pidió que los llevara en coche hasta allí, y así fue como la conocí .

Micky es una perrita de raza indefinida, un poco mezcla de todo, es decir, pura tolerancia, se me ocurre, que tampoco es que yo entienda mucho de perros. Y tímida, sobre todo tímida. Mientras esperamos turno para que la recojan, Micky se esconde debajo de las piernas de su amo viendo desfilar por allí a quienes van a ser sus compañeros durante los próximos días. Un cachorro grandullón que hace llorar a su joven amo, también grandullón, y la pareja de tortugas, veinte años suman entre las dos y más kilos que la propia Micky, a quien su dueña no puede ya cuidar por problemas de espalda, con lo que ya pesan las condenadas.

Me cuentan sobre las tortugas que cuando sus dueños se cansan de ellas las sueltan en la orilla del Manzanares. Allí están como Dios, pero claro, se lo comen todo, que no veas cómo zampan, y hacen mucho daño al entorno. Así que mejor llevarlas allí hasta que sean adoptadas por un nuevo dueño. Aprendo que a las tortugas se las coge como si de bocadillos de chorizo se tratara. Más que nada por evitar los mordiscos. No el que tú le puedas dar, que aunque lo parezca no es un bocata, sino el que ella te va a dar a ti como te descuides.

Nos llaman para sacar sangre a Micky y comprobar que está sana. La subo a la mesa y sus piernas tiemblan. A mí no me conocía antes y, ya lo he dicho, ella es tímida. La veterinaria la pincha y Micky no dice nada. Ni protesta. Es tímida. Después le advierte con cariño “esto te va a picar un poquito, bebé” antes de desparasitarla con una rápida inyección. Ahora sí, Micky se revuelve como si se hubiera tragado una guindilla, y después de dar varias vueltas sobre sí misma otra vez se refugia debajo de su amo, que es tímida ella.

Acompañamos a Micky hasta la zona en la que se distribuyen las celdas donde otros perros esperan la llegada de un nuevo amo que los acoja. Son más los que llegan que los que salen. Sobre todo, me cuentan, cuando el verano se acerca, por aquello de las vacaciones. El espectáculo me recuerda a esas pelis americanas de cárceles y al recorrido por las galería mientras los presos asoman la cabeza entre los barrotes para soltar algún improperio al funcionario de turno. Pero estos presos de aquí sólo dicen "guau" y "guau", que vete tú a saber qué quiere decir, a lo mejor "hijo de tal", "mamón", o simplemente "socorro, ayúdame".

Así que Micky, la perrita tímida, vuelve ahora al lugar del que un día salió. Allí la dejamos, en su nueva celda. Al decirle adiós desde la distancia, Micky, al contrario que el resto de compañeros, no asoma su cabeza entre los barrotes. Su timidez se lo impide, o eso queremos pensar. Quizás sea la tristeza, quién sabe.

Que tengas suerte, bonita.

11 comentarios:

Peorparaelsol dijo...

Esperemos que le vaya bien a Micky

wen dijo...

Desde el cariño te digo que me has arruinado el dia estilografic....
No entiendo que la gente deje a un perro en un sitio así ( que es mejor que en la calle, eso ni lo discuto) y encima que lo devuelvan al mismo sitio de dónde lo cogieron...es tan...no se, cruel.
Yo tampoco tenia perros y nos enteramos cuando mi perra tenia 3 años. A ella tb la cogimos. Yo he pasado 14 años de alergias, asmas, mocos, hospitalizaciones y médicos histéricos diciéndome que no podía tener perro. Mi perrita murio de viejita este verano pasado. Ahora mi salud ha mejorado increiblemente, ya no tengo asma, ni alergia, no tomo ninguna medicina ni me tienen que hospitalizar ( menos cuando estuve con la gastroenteritis un mes..que no e tenía en pie)
Yo sacrifiqué una pequeña parte de mi, mi salud, por pasar unos años con ella. Para ella toda su vida a mi lado, siendo querida y mimada.
Entiendo que no todo el mundo esté dispuesto a sacrificar lo mismo que yo. Pero ahora ella ya no está y yo estoy recuperada del todo. No cambio mis años de poca salud con mi perra por otros de mucha salud sin ella.
Ahora, claro, no he cogido a otro perro ( de momento) pero eso es muy diferente a darlo. Y aunque lo entiendo... la pena me consume y me imagino a Micky solita en la jaulita y se me rompe el corazón...

Estilografic.art dijo...

Lo siento, wen. Te entiendo. Yo también me marché triste a casa. Creo que tenían sus razones para dejarla. La hija, que era quien la cuidaba, se ha marchado de España y ahora vive en una residencia de estudiantes, así que no se la ha podido llevar.

La mujer está enferma y no puede hacese cargo de ella, y él está convaleciente de una reciente operación, y tampoco pasa mucho tiempo en casa.

Yo sé que es triste, pero lo que allí mismo, en el centro en el que estuve ayer, tratan de dejar muy claro a la gente es que si no puedes cuidar a una mascota en condiciones es mejor que no la tengas. Que necesitan tiempo, espacio, cariño, cuidados, etc.

Yo, precisamente por eso, nunca he tenido una. El día que pueda darle todo eso la tendré.

Peorparaelsol dijo...

jo wen que historia tan bonita y que triste, desde luego no todo el mundo tiene tu corazón.

Una mujer desesperada dijo...

lo siento, estilografic, pero por muchas razones que des no entiendo cómo pueden haber dejado allí a su perra. Lola cumplió en marzo nueve años, la recogí con dos meses. Si por cualquier motivo tuviese que dejarla, le buscaría un hogar con alguien que la quisiese, y aun hacer esto me rompería el corazón. ¿Dejaría esa familia en un albergue a uno de sus hijos? No. Pues cuando llega a tu casa un perro, antes debes tener claro que será uno más de la familia. Si no, no lo tengas. Pobre Micky. No creo que sea tímida. Seguramente tenía miedo. Los perros no son tímidos. Cuando actúan como tú describes no es por timidez. Tienen miedo. O desconfían. Qué historia tan triste, esta, de verdad, casi me echo a llorar imaginando a micky allí, soliña...

Vuelo rasante dijo...

Yo no entiendo cómo se pueden abandonar ni perros, ni gatos, ni periquitos ni abuelos. Yo he tenido perros, pastores alemanes y se han muerto de viejos o de enfermedad. Creemos que el último, que se llamaba Trufo murió de pena a los pocos meses de morir su madre. Aún me parece que va a veir a saludarnos cuando llegamos a la puerta del chalet en el que estaba.

Wilde dijo...

Tras haber sentido y seguir sintiendo auténtico sentimiento por los perriños de mi entorno, estoy con Wen y Desperate al cien por cien. YO no podría hacerlo tampoco, un perro no es un clinex, y si no puedes atenderlo, haberlo pensado antes. Me parece una irresponsabilidad, sorry...

Se debería empezar a controla la adquisición de un perrillo, algo así como hacen con las adopciones.

Sin acritud eh!

un abrazo!

Estilografic.art dijo...

Veo que estáis todos bastante de acuerdo. Yo también, ¿eh?.Yo solo fui testigo de esta historia, y me pareció tan triste que decidí contarla aquí. Quizás sirva de ejemplo para gente que quiera adoptar o comprar un animal sin pensar en todas las consecuencias.

Ellos me explicaron las razones y, sin entrar en más detalles, que tampoco sé mucho más, las entendí, anque no significa que las comparta.

Besos a todos.

wen dijo...

Yo estoy de acuerdo estilografic. Tb lo entiendo, pero no lo comparto. Perros tienen hasta los mendigos. Un perro no necesita un chalet, solo mucho cariño alimento y ejercicio para vivir sano y estar feliz. Supongo que la vida de la gente cambia inesperadamente y de repente no pueden afrontar según qué responsabilidades, puede ser. Pero yo habría intentado buscarle un sitio , una casa con gente de confianza,y no le hubiera dejado jamás en sitio así.. es que no se, me parece tan triste.
Nos has tocado a todos la fibra sensible con este tema estiligrafic. :)
Está escrito con mucha delicadeza y mucho cariño, esa es la verdad.

Una mujer desesperada dijo...

jo, estilografic, yo también pienso que tu entrada está escrita con mogollón de cariño hacia los perros, bueno, en realidad lo que acaba de escribir wen es exactamente lo que pienso, así que no lo repetiré, vale? miles de bicos!

Girasol dijo...

ojala encuentre una familia con mucho amor!