martes, marzo 25, 2008

Servicios mínimos

- Buenos días. Haga el favor de tomar asiento y relajarse.
- Le voy a contestar en el mismo orden, que a mí esto de hablar como un tonto con una máquina me pone de los nervios y el habla me confunde: buenos días tenga usted también, señora máquina; tomo asiento siguiendo sus instrucciones, y con las mismas me relajo, o lo intento, que después de unas largas vacaciones semanasanteras y el esfuerzo que supone volver a la actividad diaria resulta dificilillo, no se crea.
- Bien, ciérreme usted la cortinilla que no le vaya a entrar luz del exterior y la jorobemos.
- Procedo a cerrarla, sí.
- A ver, introduzca usted de una vez los tres euros de rigor en la ranurita colocada a tal efecto, según mira usted al frente a su derecha, ligeramente hacia abajo .
- Un momento, un momento que me peine un poco antes, que con estos vientos de marzo luego sale uno en la foto que parece el mismísimo Chiquilicuatre pero, eso sí, con el tupé declarado en rebeldía.
- No se preocupe, que yo le indicaré cuándo tiene que peinarse y, sobre todo, si esta usted presentable ante la cámara si es que ello fuera posible de algún modo. Ahora, introduzca de una vez las dichosas monedas, que parece que le cuesta, hombre.
- Vaya, para ser una máquina la que habla la veo a usted muy metida en el papel y sorprendentemente interactiva, así como escasamente delicada, la verdad sea dicha.
- ¿Y quién le ha dicho a usted que yo soy una máquina?
- ¿Ah no?
- ¡Oiga!, no me sea usted ahora también escasamente delicado, así como maleducado y malsonante, que si le quitamos la “h”, que además es muda, a su exclamación interrogativa y juntamos las palabras utilizadas le sale una cosa muy pero que muy fea que no quisiera yo repetir.
- ¿Ah no?
- Y dale con el ano. ¿Lo ve? Ya lo he dicho y no quería.
- Disculpe, no era mi intención. Y si no es usted una máquina, ¿quién es entonces, me pregunto?
- Un honrado trabajador del sector del fotomatón, para servirle a usted.
- ¡Caguentó!, ¿y está usted todo el santo día ahí metido, dentro del fotomatón?
- Como lo oye, con mi cámara al hombro, dale que te dale al disparador.
- ¡Qué trabajo más poco agradecido el suyo!
- Y no solo eso, sino también repitiendo todo el día a tipos como usted que hagan el favor de tomar asiento, que se relajen, que cierren la cortinilla, que introduzcan de una vez los euritos..., y eso va también por usted, que veo que se sigue haciendo el remolón.
- Pues sí que tiene que ser duro, sí.
- ¡Qué duro ni qué duro! Son tres euros del ala, nada de duros ni pesetas, que no están las cosas para andarse con rebajas.
- Qué pasa, que no va bien el negocio, ¿no?
- El negocio no sé, pero el cuerpo de trabajadores estamos la mar de descontentos... De hecho, en huelga nos hallamos ahora, ¿no lo sabe?
- Pues mire no, no tenía ni idea. ¿Y en qué consiste?
- Se trata de una interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta.
- Ya, ya, eso ya lo sé. Me refiero a qué tipo de huelga hacen, porque usted está trabajando por lo que veo, o mejor, por lo que oigo, porque la cara no se la he visto todavía.
- Es que yo soy de servicios mínimos.
- ¿Servicios mínimos?
- Pero mínimos, mínimos. O que se ha creído, ¿que en estas máquinas de mierda cabe cualquiera?

10 comentarios:

Belén dijo...

Vaya... entonces el que dice Su Tabaco Gracias, es también un señor pequeño que se puede poner en huelga?
Se que me vas a decir que es bueno el dejar de fumar, pero madre que disgusto!

Besicos post vacacionales

Irreverens dijo...

Pues sí que hemos vuelto finos, que hasta las máquinas se nos ponen en huelga... ¡ah, no! que no era una máquina. ¡Uy, perdón por la exclamación!

¿Y qué tal la foto?
¿Saliste guapetón?

¡Besos!

Estilografic.blog dijo...

Belén: la de "sutabacogracias" es una señora mala malísima que perjudica seriamente tu salud. Sabías que te lo iba a decir.

Irre: es este blog no se puede decir culo ni cualesquiera de sus sinónimos.

¿La foto? Como el culo.

JOAKO dijo...

¡El famoso enano del fotomatón en huelga!
¡Ya no se respeta nada!
¡Ande vamos a parar!
¡Y a continuar?

Ispilatze dijo...

Tengo mis dudas: no sé si la próxima vez que me tenga que hacer una foto(matona) buscar desesperadamente al la prima hermana de "tu" máquina, porque así dan gusto los servicios mínimos, o al contrario, echar a correr espantada si la encuentro, que me imagino delirando y sin atinar a meter moneda en la ranurita como a la máquina le de por darme semejante nivel de conversación. Uff!
¿y qué? ¿saliste guapo???
:)

Alex dijo...

Y la de las gasolineras? Porque la tía te mira, que sabe que has cogido super o diesel, la condenada...
Esa debe cobrar un pastón.Fijo.

Estilografic.blog dijo...

joako: ya es que no puede uno ni hacerse una foto en condiciones, con tanta huelga por doquier.

ispi: guapo lo que se dice guapo no, pero chiquitín sí que salí.

alex: y los que están dentro de la radio chiquitita que tengo en el baño qué, y los de la tele, y los comentaristas que andan metidos en mi ordenador... Si es que hay cada trabajito...

Irreverens dijo...

:P

Estilografic.blog dijo...

En servicios mínimos estoy, en efecto.

Wilde dijo...

Pues no te creas, estas máquinas - en general - dan mucho chollo en mantenimiento. Aunque francamente, hoy en día, en esta era digital, por 3€ te hacen 16 fotos en cualquier tienda de fotos. Como pa ponerse en huelga. Derrota segura.

1 saludo,