martes, mayo 27, 2008

Acto Segundo (Gé-no-va-ya-no-va)


Barra del bullicioso bar de copas de dudosa reputación El Ave Palmípeda, vulgar y familiarmente conocido como La Gaviota, cercano al despachito que nos sirvió como escenario en el Acto Primero. Ambiente cargadito. Don Mariano Carajoy permanece sentado en un incómodo taburete jugueteando con un vaso vacío en la mano. Bueno, vació, vacío del todo no. Con hielo. A su lado, y sobre la barra, un ejemplar de El Mundo manoseadillo. Don Mariano, un poco chispa ya, charla con Pepe el camarero, sereno pero un poco tartaja, el muchacho.

Don Mariano Carajoy (como ido): Pepe, dígame la verdad, ¿cree usted, como dice Elorriaga en El Mundo, que no estoy en condiciones de ofrecer un liderazgo renovado, sólido e integrador?
Pepe el camarero: No haga caso, Don Mariano, esas son cosas de Pe-pe-Pedro Jota.
DMC: ¿Y considera usted, por lo que de mí viene sabiendo, que servidor es pusilánime o, lo que viene a ser lo mismo, falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias y para intentar cosas grandes?
Pepe el camarero: Eso se lo habrá oído usted a Federico en la COPE-pe-pe. Ni lo tenga en cuenta.
DMC: Pues haga el favor entonces de ir rellenándome el vaso, amigo, y brindemos a la salud de Losantos, digo de todos los Santos. ¡Hip!
Pepe el camarero: Pe-pe-perdóneme la sugerencia, Don Mariano, pero no debería usted beber más.
DMC: Qué pasa, ¿que también usted se va a poner en mi contra? ¡Hop!
Pepe el camarero: No, no, usted sabe que yo le tengo aprecio, Don Mariano, pe-pe-pero precisamente por eso, precisamente por eso...
DMC: Un último güisquito y ya, se lo prometo. ¡Hip, hop!
Pepe el camarero (tratando de cambiar de tercio): Veo que le gusta a usted el hip-hop, La Mala Rodríguez y cosas así, ¿no?
DMC: Qué hip-hop ni qué hip-hop. Yo lo que tengo es un hipo que ya no me tengo, con tanto güisqui. Y la única Mala que conozco no se apellida Rodríguez, sino Aguirre.
Pepe el camarero (haciéndose el despistado): ¿y también es rape-pe-pera?
DMC: Oiga, ¿definitivamente es usted tartaja o es que estoy yo ya muy borracho?, y lo que es peor ¿por qué siempre se atasca en la misma sílaba que, dicho sea de paso, viene a coincidir con su nombre de usted al tiempo que se identifica también con las siglas de mi cada vez más zaherido, paupérrimo y desdichado partido?
Pepe el camarero: Pe-pe-perdón; rapera quería decir.

(En ésas están cuando aparece Estebita, esa vez sin paella - porque ya sabemos que se trata de un señor de Valencia y no hace falta insistir e insistir -, acompañado de Un Señor Gallardo. Se sientan uno a cada lado de Don Mariano. Estebita a su derecha y el Señor Gallardo a su izquierda. El camarero les sirve una consumición a cada uno)

Estebita: (entusiasmado): ¡La tenemos, Don Mariano!, ¡por fin la tenemos!
DMC (cada vez más ebrio): Ya lo creo que la tenemos, Estebita, ¡menuda cogorza!
Estebita: Me refiero, Don Mariano, a la solución. Lo del mensaje divino, ¿se acuerda?
DMC: Algo, pero muy confuso todo, sí.
Estebita (mirando al Señor Gallardo): A su izquierda lo tiene, Don Mariano, ¿recuerda?: “la solución al desvarío/rima con el macho cabrío”.
DMC: ¿Y?
Estebita (paciente): Pues que la Hermana Sor Aya dijo “macho cabrío” porque por sus votos no puede decir palabrotas.
DMC: “Palabrotos”. Dijo “palabrotos”, Estebita. Que estaré como una cuba, pero la memoria no me falla.
Estebita (más paciente): Sí, pero dijo “palabrotos” para que rimara con “votos”, pero se refería a que su espiritualidad le impide articular el malsonante término de “cabrón”.
DMC (dirigiéndose al Señor Gallardo): ¡Hala lo que ha dicho! ¿Usted lo ha oído?
Un Señor Gallardo: Perfectamente. Ha dicho “cabrón, que además rima con “Gallardón”.
Estebita: Que precisamente viene a ser la solución.
DMC: ¡Cojón!
Los tres a coro (levantando sus vasos y mirando a los espectadores): Y que ya todos sabemos antes de que se cierre el...

TELÓN
(continuará, por no decir chim pon)

11 comentarios:

Belén dijo...

Me encanta el aire nostálgico y decadente de teatro americano que le estás dando al tema querido estil... es que el teatro me pone muy muy pedorra! jajajajajajjajaja

Besicos

Irreverens dijo...

Parece que Aguirre se hace notar con aspavientos, mientras que Gallardón es más de hacer "a la chita callando", ¿no?

Me lo estoy pasando súper bien, Estili.
:)))

Besos

JOAKO dijo...

Los tartajas se atascan en las primeras silavas no en las últimas Cope-pe-pe es eco, no será que ese bar esta sito en realidad en una iglesia...

Estilografic.blog dijo...

Belén: no te me pongas pedorra, que rápido te convierto en personaje y te incluyo en la acción, ¿eh?

Irre:
es que Aguirre es como Irre,
y Gallardón, más del montón.

Joako: es que se trata de un tartaja un poco especial, que siempre se atasca en la misma sílaba que, dicho sea de paso, viene a coincidir con su nombre (Pepe) al tiempo que se identifica también con las siglas del cada vez más zaherido, paupérrimo y desdichado partido en cuestión.

Belén dijo...

Voto a bríos... méteme en la acción! jajajajjajajajaa

Irreverens dijo...

¡Uy, a mí no me compares con esa arpía, eh! ¡Hasta ahí podríamos llegar!

Estilografic.blog dijo...

Belén: ¿Como amante de Don Mariano, te vale?

Irre: Tienes todita la razón del mundo. Es que me rimaba.

geminisdespechada dijo...

jajaja me he leído los dos capítulos de golpe, y así da gusto enterarse de las cosas de política, sí señor!! hasta a mí me gusta leérmelo, y eso que no sé quién es el de valencia ni nada..

Estilografic.blog dijo...

Géminis: si es que la politica es la mar de divertida, sólo hay que verla con buenos ojos.

Irreverens dijo...

Bueno, vaaaa, porque eres tú, eh.

Belén dijo...

Todo por un buen papel, Don estil...

pero por favor, al final, que me vaya con el guapo si?

besicos