lunes, febrero 16, 2009

GE-NO-VA-YA-NO-VA (2ª parte)

Comedia en tres actos
Original de Estilografic Punto Blog


Si ya te leíste la primera parte, eso que te llevas pa'l cuerpo. En caso contrario, casi que déjalo ya y pasa directamente a la segunda. Total, te vas a enterar de lo mismo...

ACTO PRIMERO

Salita de reuniones de la calle Génova, sede del Partido Popular. Corre (y no veas cómo corre) el año del Señor de 2009, allá por el mes de febrero, y en la calle hace un frío que te cagas. No así en la citada sala, en la que se está la mar de calentito. Y todo a media luz, como en el tango. El espectador, ajeno a lo que allí dentro se cuece, percibirá, o deberá percibir, cierto ambiente crispado entre los allí presentes y caras de sospecha y desconfianza en los unos y en los otros. Alrededor de una amplia mesa redonda nos encontramos con una silla vacía (se supone que del jefe) y después, en el sentido de las agujas del reloj (se supone que el espectador lleva reloj y que éste es de manecillas, como Dios manda), se encuentran - sentaditos todos - la Señá Esperanza, un señor Gallardo, Dolores de Quépedal y Pacocamps. Cada cual, apunta que te apunta sus cositas en secreto y sin que los demás le vean. Esperan impacientes.

La Señá Esperanza (inquieta): Cuánto tarda este hombre...
Pacocamps: Sí que tarda, sí. Hace ya más de media hora que salió...
La Señá Esperanza (notablemente disgustada): Pues ya está bien, a ver si puede ser que terminemos hoy con esto...

(De repente, el silencio se rompe con un ¡pum!, a continuación un nuevo ¡pum!, y para finalizar un último ¡pum!, con lo cual, y si no me equivoco, suman la friolera de tres “pums”)

Dolores de Quépedal (alarmadísima): Dios mío, ¿qué ha sido eso?
Pacocamps (alarmadísimo también, para no ser menos): ¡un pum!
La Señá Esperanza (fría como si no fuera con ella, la tía): un pum no; han sido tres.
El Señor Gallardo: voy a ver qué pasa (se levanta, se dirige hacia uno de los laterales del escenario y hace mutis por el foro).
La Señá Esperanza (por lo bajini, por si acaso, y una vez que se ha marchado el Señor Gallardo). ¡Yo no he visto tío más pelota!
Dolores de Quépedal: No seas así, mujer. A lo mejor le ha pasado algo.

(Quedan todos en silencio y continúan tomando notas, siempre desconfiando los unos de los otros y echándose ojeadas, los unos a los otros, con el rabillo del ojo. Enseguida regresa el Señor Gallardo y cuando se dispone a ocupar su silla, La Señá Esperanza se la retira, no sin disimulo).

El Señor Gallardo (cayéndose de culo): ¡Hostias!
La Señá Esperanza: Alcalde, no me seas mal hablado, por Dios.
El Señor Gallardo (incorporándose, colocándose las gafas que han ido a parar al suelo por efecto de la aparatosa caída y sin perder la compostura): Jopelines, quise decir.
Pacocamps: (dirigiéndose al Señor Gallardo): ¿y Mariano, no viene?
El Señor Gallardo: Me temo que está con dolores.
Dolores de Quépedal (sorprendida): ¿Conmigo? Si yo no me he movido de aquí...
El Señor Gallardo: no mujer, me refiero a que le duele, y por eso tarda.
Dolores de Quépedal: ¿que le duele qué? ¿Le han pegao un tiro? Dinos algo, Alberto, que nos tienes en ascuas.
El Señor Gallardo: que no, que no, que se trata de lo suyo, ya sabes (se toca la barriga)... de sus dificultades para evacuar.
La Seña Esperanza: ¡No me digas que está otra vez estreñido! Pues entonces tenemos para rato.
Pacocamps: ¿Y los tiros?
Un Señor Gallado: Ah, eso... Parece que se ha abierto la temporada de caza.
Dolores de Quépedal: ¡Indignante!
Pacocamps: ¡Dónde se ha visto!
La Señá Esperanza: ¡Pa’cagarse!
Un Señor Gallardo (sorprendido por el enfado de los tres): ¿Os referís al hecho cinegético o al tránsito intestinal?
Esperanza (hasta las narices de la situación): A ambas cosas. ¿Y sabéis lo que os digo? Que vamos a seguir sin él. ¿no te tocaba a ti, Dolores? Pues venga, acusa de una vez.
Dolores de Quépedal: Yo... digo que ha sido el Sr. Correa..., con el ladrillo..., en toda la cabeza y... en el despachito.

Y es entonces, y sólo entonces, cuando el despistado espectador descubre que los cuatro personajes y, por qué no decirlo ya, aspirantes a la sucesión del intestinalmente obstaculizado Mariano, se hallan disputando una tan interesante como reñida partidita de Cluedo, que lamentablemente va a quedar pendiente de resolución debido a que comienza a descender el siempre inoportuno...
TELÓN
(continuará)

13 comentarios:

Irreverens dijo...

¡Ay, qué bien, volvemos al teatro!
:D

¡Plas, plas, plas!

Esperaré impaciente el próximo acto.
;)

Irreverens dijo...

Por cierto, a mí me encantaba jugar al Cluedo.
XD

La Srta. Amapola, la Sra. Rubio, el Dr. Marina... jeje.

Belén dijo...

Al cluedo? yo creía que jugarían al trivial por lo menos que son super listos...

Besicos

Wen dijo...

Jajajajaja, oye lo de la quepedal es por algo en concreto? quiero decir, tiene algo de real el apodo? XD
Nunca he jugado al Cluedo jope... pero mucho al quien es quien :D

Estilografic.blog dijo...

Irre: ¿cómo que impaciente? Anda, anda, haz el favor de pasar por taquilla, apañá.

Irreotravez: ¡menuda panda de sinvergüenzas! Me refiero a los del Cluedo, ¿eh? No, no a los que están jugando. Digo los personajes. No, no los de la comedia, sino los del jueguecito. ¡Que me lío y la liamos!

Belén: el Cluedo es que es más divertido. ¿No ves que hay sangre?

Wen: trátase sólo de un inocente juego de palabras, queyosepa.

Miguel González Aranda dijo...

vaya, vaya....al cluedo na menossss

la verdad que hace mucho que no juego al cluedo!!

se cierra el telón.

salud

Estilografic.blog dijo...

Miguel: pues si te apuntas a la partidita, antes de que vuelva Mariano hay un sitio libre.

Jovekovic dijo...

Nunca he jugado al Cluedo pero la obra deber policarbonada y publicada de inmediato. Ipso facto, vamos, para los que aprobaron latín en BUP y COU ( que no es mi caso, o sea que a lo mejor es griego)

Estilografic.blog dijo...

Jove: no me digas que no sabes jugar. Yo que te iba a proponer que te quedaras con las cartas de Mariano, que parece que tarda...

Elèna Casero dijo...

Lo cierto es que esto está dando mucho juego, ya sea el Cluedo o antes el Metropoli o como se llame, lo de comprar y vender inmuebles.
A ver cuándo viene la tercera parte del sainete castizo.

Un beso

veinteañera dijo...

Un rancio, rancio, diría el año 109!! :)

Genial genial, voy a ver el acto segundo (esto de comentar después acorta la intriga)

Al Cluedo? mejor tiro al pato, que ahora esta de moda lo de las cacerías...

Un beso

*vengo desde el papel impreso de visita ^^

Estilografic.blog dijo...

Elena: el monopoli mujer, el monopoli. Cómo se nota que tus hijas ya no te hacen sentarte a jugar a esas cosas.

Veinteañera: ¿vienes del papel impreso? ¡Tú no habrás salido de un cuento!

Bienvenida, bienvenida.

Mariano Zurdo dijo...

Ya no aguanto más la intriga,
atravieso como puedo el telón,
¿ganará al cluedo Gallardón?
¿seguirá Mariano con dolor de barriga?