miércoles, febrero 11, 2009

La leyenda del cuadro


- ¿Qué le sucede a usted, ilustre visitante, que temblando está cual si fuera un Flan Danone o incluso más, casi como si de un sabroso y colorido postre de Gelatina Royal se tratara?
- Que... tengo miedo.
- ¿Y eso? ¿Ha visto usted a un fantasma?
- Casi, casi.
- A ver, hombre, tranquilícese y explíqueme lo sucedido.
- Se trata de Bruno Amadio.
- ¿De Bruno qué?
- ¿No ha oído usted hablar, señorita, de un tal Bruno Amadio?
- Sí, claro que he oído. A usted hace exactamente dos líneas, sin contar ésta, en el enlace que ha puesto. Pero antes no.
- ¿Tiene usted tiempo?
- Todo el tiempo del mundo. ¡Soy funcionaria!
- Pues siéntese y le cuento.
- Sentada estoy, aquí, a la luz tenue de la lámpara para crear ambiente. Cuénteme.
- Verá. Bruno Amadio era un pintor que vivió el siglo pasado y al que se le conocía como el “Pintor Maldito”.
- ¡Anda! Como el que me pintó a mí el techo de la cocina. Bueno, a ese mi Paco y yo le llamamos el “maldito pintor”.
- No, mujer, éste era pintor de cuadros, y al parecer, como no le iba la cosa muy allá, decidió hacer un pacto con el diablo.
- ¡No me asuste! ¡Así que es cosa del Maligno! Ahora entiendo lo de las manchas que me salen en el techo, que ni con el KH-7 ni con el Silic Bang hay manera de quitarlas. ¡Y eso que dicen que la suciedad se va en un bang!
- Le recuerdo que hablo, señorita, de un artista, y no de lo que comúnmente se conoce como “pintor de brocha gorda”.
- Huy, que picarón! Yo en eso no me fijé, en lo de la "brocha gorda".
- Bueno, pues como le iba diciendo, el tal Amadio pacto con Belcebú. “Tus cuadros se venderán y tendrán éxito - le dijo el tipo de los cuernos -, pero a cambio...”
- ¿A cambio, qué...?
- Verá, resulta que, en efecto, Amadio realizó una serie de cuadros de niños llorando que tuvieron muchísimo éxito, pero en las casas de las gentes que los compraban sucedían hechos extraños.
- Ya; el techo de la cocina, ¿no?
- Olvídese del techo de la cocina, señorita. Cosas aún peores.
- ¿Peores? No me puedo hacer a la idea...
- Uno de sus cuadros más famosos, el que ilustra este post, es el de un niño que vivía en un orfanato.
- ¿En este post? Espere que lo mire, que no me he dado ni cuenta... Ah, si, es verdad, está como llorando, el pobre.
- No me extraña que llore, señorita. Poco después de que el cuadro se pintara, el orfanato se incendió con el niño dentro.
- ¿Y salía Belén Rueda?
- ¡Señorita, no es una película! Son hechos reales, O al menos eso dicen.
- Vale, vale, siga, soy todo oídos.
- ¿Por dónde íbamos? Ah, sí, por el cuadro del niño llorando. Mírelo detenidamente.
- Lo miro, lo miro.
- Muévase usted para un lado y para el otro.
- Me muevo, me muevo.
- ¿Qué observa?
- ¡Qué voy a observar!, ¡el cuadro! ¿Pues no me ha dicho que lo mire?
- Ya, ya, pero me refiero a que si no nota nada extraño.
- Huy, pues sí. El dichoso niño me sigue con la mirada. ¡Qué miedo!
- En efecto, señorita. Se dice que el cuadro se quedó con el espíritu del niño, y que lo mismo sucedió con otros cuadros suyos, también de niños llorando, y todos ellos vigilan y traen desgracias a quienes los poseen.
- ¡Claro!, con un incendio en casa se te tienen que poner los techos de negros...
- Hablo de muertes y sucesos sobrenaturales, señorita.
- Ya, pero eso de que te sigan con la mirada pasa en muchos cuadros.
- Es que aún hay más. Ladeé usted la cabeza hacia su izquierda.
- ¿Así?
- Eso es, y no deje de mirar el cuadro. ¿Qué nota?
- Un dolor de cuello de toma pan y moja. Es que sufro de cervicales, ¿sabe?
- Ya, ¿pero no ve nada extraño en el cuadro?
- ¡Aaaaaaaajj! Sí que lo veo, sí. ¡Un pez horrible parece estar comiéndose la cabeza del pobre crío. ¡Sálvelo!, ¡sálvelo!
- Es cosa del Maligno, señorita, yo nada puedo hacer. Permitamos que nuestros lectores ladeen también la cabeza y observen el cuadro....
......
.....
- ¡Hacia la izquieeeeeeerda! Hacia la derecha no se ve bieeeeeen....
- ¡Aaaaaaaajj!
- ¿Quién ha gritado ahora?
- Yo no, señor. Ha debido de ser alguno de los lectores.
- Es que da mucho susto.
- ¡Ya lo creo! ¡El pez es horrible! Bueno, y a estas alturas del post, ¿me puede decir usted de una vez a qué viene todo esto, que me tiene cagaíta y me está haciendo pasar un mal rato? ¿Qué narices tiene que ver toda esta historia con la Cámara Alta?
- ¿La Cámara Alta?
- Sí, le recuerdo que está usted visitando el Senado, y que yo soy una funcionaria trabajadora del citado edificio.
- ¡Coño, es verdad! Ya no me acordaba. Pues verá, es que he visto ahí, en el pasillo, un retrato de una señora que me sigue con la mirada allá donde voy, es como si me vigilara y no me quitara ojo, y es que me da miedo ladear la cabeza no vaya a ser que....
- Ah, ya, pero no se preocupe. Ésa no está poseída ni nada, que yo sepa.
- ¿Ah no? ¿Y entonces...?
- Es que le encanta espiar.


18 comentarios:

Irreverens dijo...

Lo del pez es un pelín rebuscadito, ¿no?

Aunque para rebuscadita, la señora del segundo cuadro; además, ésta sí que hace pactos oscuros, peor que si fuera el mismísimo diablo, oiga.
:P

Besines

Estilografic.blog dijo...

Irre: ¡Hacia la izquieeeeeeerda! Hacia la derecha no se ve bieeeeeen....

Irreverens dijo...

Yaaaaaa, hombre, yaaaaaaa...

Pero hacia la izquierda también es un pelín rebuscadito, ¿no?

Wen dijo...

Había oído lo de los cuadros esos pero no me acabo nunca de enterar de qué va el tema concretamente ni cual es la historia.
Mas que un pez parece no se.... es pelín tétrico la verdad.. aunque más tétrica es Espe XXDDD y además da miedo, el difunto huérfano da más pena que miedo.
Estilografic por cierto me estoy oliendo ya las quejas en masa de todos tus lectores funcionarios ( que seguro que alguno hay por ahí) XD

Estilografic.blog dijo...

Irre: ¿has probado mejor cogiendo la pantalla y girándola?

¡Hacia la dereeeeecha! En ese caso hacia la dereeeecha, que hacia la izquierda no se ve bieeeeen.

Wen: mira que me lo he pensado, lo de los funcionarios, ¿eh? Pero en fin, espero que se lo tomen con buen humor y como una broma, que hay de todo, unos que trabajan más y otros que trabajan menos, como en todos los sitios. Lo que pasa es que ellos tienen la fama, qué le vamos a hacer.

Pues eos, que pudo perdón a los que se hayan sentido ofendidos.

Y también a Espe y al tipo del anuncio del Silic Bang.

Irreverens dijo...

¡cachondo, que eres un cachondo!
XDD

Belén dijo...

Conoces a Robert Johnson?

Vendió su alma al diablo para volver a tocar bien el blues... ya ves...

Tocaba como el mismísimo Satanás...

Besicos

P.D me ha dado mucho miedo la foto de la espe....:S

Estilografic.blog dijo...

Irre: cachonda, que eres una cachonda.

Belén: sí, me acuerdo de un post tuyo sobre él.

marisa bop dijo...

Pues yo el pez no lo veo pero Espe me ha sacado la lengua, la muy...

Mariano Zurdo dijo...

Tiene su punto la Aguirre... ¡Joder, con la maldición!

Estilografic.blog dijo...

Marisa: ¿que te ha sacado la lengua? Eso es que lleva dos pitos (no tengo ni idea de jugar al mus, pero creo que es así). Entiéndase "pitos" por "ases", no la vayamos a liar

Mariano zurdo: ¿todavía sigues poseso o poseído desde hace dos post?

marisa bop dijo...

Algo extraño notaba yo en este ser, va a ser el "bifalismo" que, por cierto, debe ser bastante incómodo.
Buen finde.

Estilografic.blog dijo...

Marisa: vaya, ya la hemos liao. Nos van a echar de la comunidad. Y no de la de vecinos (que ayer tuve reunión y no fui, por cierto), sino de la de Madrid. Que lo sepas.

marisa bop dijo...

Desde luego... mira que desperdiciar un planazo de semejante calibre... Yo ayer di plantón en un cumpleaños infantil. ¿Me estaré haciendo nihilista?

Mariano Zurdo dijo...

¿Se puede decir nihilista en tu blog?
Definitivamente no van a echar de la comunidad, pero de la ciberespacial.

Miguel González Aranda dijo...

Que bueno...
Después de casi chascarme el cuello ya he visto el gobio!

Pd:esperanza solo sabe bailar el cha-cha-cha

Estilografic.blog dijo...

Ni lihista ni tohonta, Marisa, es que acaba uno hartito de tantos compromisos, ¿verdad?

Mariano zurdo: si se pone con una hache ahí bien intercaladita entre las íes sí, que no se caiga.

Miguel: ¡qué a-gobio!

Wen dijo...

Por dios, Estilografic, actualiza ya, que no soporto más ver la cara del pobre crío este y a la .... personaja esta. XD