miércoles, abril 11, 2007

El informe


Esta Semana Santa estuve dentro de una mujer gigante. Se trata de un muñeco enorme que hay un parking de Aravaca, cerca de Madrid, en el que se puede entrar – entrar como se entra a una exposición, que nadie me malinterprete – y realizar una recorrido simulado por las interioridades del cuerpo humano. Te plantan una bata y un gorrito verdes como los de los médicos para hacer un poco el paripé con los críos y hala, tos pa dentro de la muchacha.. Si tienen niños, sobrinos o similar, vayan , se lo recomiendo.

Una vez dentro, una voz que a mi me recordaba a la de Luis Ricardo – el de cantidubidubidubi, cantidubidubidá, ¿se acuerda alguien, o quizá es que son todos muy jóvenes? - que se hace llamar Doctor Bueno va explicando al grupo cómo funciona el oído, los ojos, la boca, el intestino, el estómago, etc., y al final puedes hasta asistir en directo al nacimiento del bebé de la grandullona. Está muy bien, todo muy didáctico para los niños, pero a mí, la visita a la mujer gigante me provocó pesadillas.

Mi dirijo al parking situado cerca de la sala donde se celebra el juicio por el 11-M, y allí me lo encuentro, tumbado boca abajo y mirándome a los ojos, desafiante. Es enorme, con su boca abierta como esperando para engullirnos. Es él, un Díaz de Mera gigante.

Nos recibe un señor alto y calvo, un tal Bermúdez, y nos dice que nos pongamos unas togas, que vamos a proceder a pasar al interior de un ex director general de la Policía. Llámenme señoría, nos dice muy serio él.

Una vez dentro, aquello no me huele bien. Literalmente me refiero, que hay escasa ventilación. Su señoría nos enseña los ojos, la boca, las muelas y la lengua y entonces alguien se atreve con la primera pregunta.
- ¿Por qué se mueve tanto la lengua?
- Esta declarando - dice su señoría siempre circunspecto. – Tiene mucho que contar.
Me asusta un ruido elevado procedente del oído, que después del sobresalto inicial logro identificar no sin dificultad, ya que se percibe algo distorsionado.
- ¡Pero si es la sintonía de La Mañana, de la COPE!
- Eso -, asiente Bermúdez.
Seguimos avanzando y tras pasar por la garganta y observar cómo sus cuerdas vocales tampoco paran de moverse, llegamos a una zona especialmente estrecha.
- La cavidad torácica es muy pequeña, ¿no?, y está como comprimida hacia adentro -, pregunta alguien con cara de entendido en la materia.
- Es que está presionado políticamente.
- Ah.
A continuación el camino se ensancha un poco, y pasamos por un corredor de paredes cavernosas.
- Fíjense, dice Bermúdez. Estamos entrando en el intestino.
- Parece una muralla -, se me ocurre.
- Es que ha sido alcalde de Ávila - , me aclara un compañero del grupo.
- Señoría, señoría, ¿qué es eso que hay ahí, en las entrañas?
El juez Bermúdez me mira serio a los ojos, como hacen los jueces en las películas americanas, y después de tragar saliva espeta:
- El informe.
- ¿Qué informe?
- El que supuestamente vincula a ETA con el 11-M.
- Entonces, ¿es verdad o mentira?, le interrogo.
- Confuso, muy confuso -, aclara.
Entonces, y tras un enorme estruendo, el muñeco defeca y el informe sale al exterior. Por el ano, claro. Y yo voy y me despierto.

10 comentarios:

Peorparaelsol dijo...

Mmmm yo también estuve dentro de la mujer gigante, creo que recorren todo Madrid. Me gusto mucho jeje, muy graciosa y a los nios les encantaba!

Una mujer desesperada dijo...

ja ja ja qué surrealista entrada, ja ja ja ja

Deftonia dijo...

Jajaja muy bueno!!
Jo, yo no he visto a la mujer gigante, llegará hasta El Escorial?
Por cierto, qué chungo soñar con esa pandilla, no?
Besotes!

Clandestino dijo...

Genial entrada. Y yo sin tenerte en mi lista de sitios obligados. Lo corrijo ahora mismito.
Por cierto, yo quiero ir a lo de la mujer gigante esa, dónde es? que alguien me ayude.

Mariano dijo...

Primero, yo disfruté televisivamente de Luis Ricardo.
Segundo, me ha encantado el post. Y me parece que no eres el único en soñar con Diaz de Mera. Creo que hay un tocayo mío, de apellido Rajoy, que también tiene pesadillas con él (fruto del último delirio onírico ha dicho que Díaz de Mera es uno de los honorables del partido).
Enhorabuena sincera por tu blog, aunque no soy nadie para dar enhorabuenas, eso es cierto.

Peorparaelsol dijo...

Pues Clandestino, ya hace un año pasó por Móstoles ya no se por donde anda....

Clandestino dijo...

Vaya, el sábado iré yo a Mostoles. No estará todavía por ahí escondida no?

Estilografic.art dijo...

Os cuento: la semana pasada, al menos, estaba en Aravaca, en la salida 10 de la carretera de La Coruña (N-VI), saliendo de Madrid a la derecha, dirección Villalba. La dirección exacta del aparcamiento es C/ Blanca de Castilla, 2.

Díaz de Mera ya no estará. Lo quitarían en cuanto terminó mi pesadilla.

Mariano: tu tocayo y el mío creo que va a tener pesadillas para rato. Gracias por todo.

Clandestino: yo también te ha añadido a la lista. Gracias.

marta de esparta dijo...

parece chula por fuera... lástima que no haya fotos del interior :(

Wilde dijo...

jajajaja que buena la comparación de dos vivencias tan dispares, y ese final con "salida por el ano" perfecto...

1 saludo!