lunes, octubre 29, 2007

Cambio horario

- Papá
- ¿Qué, hija?
- ¿Por qué tenemos que cambiar la hora?
- Se trata de adaptarnos al horario de invierno.
- ¿Es que en invierno hay un horario distinto al de verano?
- Bueno, podríamos decir que sí, hija, pero ¿esto no os lo enseñan en el colegio, en Conocimiento del Medio?
- Pues no, de momento no nos han contado nada, en “Cono”.
- Pues lo harán, digo yo que lo harán. Y déjame que me termine el bocata este que me estoy zampando, que me rebosa la grasa a más no poder. Y luego me voy a echar una siesta, no me molestes, anda.

- Papá.
- ¿Qué quieres ahora, hija mía de mi vida y de mi corazón?
- ¿Y entonces mañana voy a ir una hora más tarde al cole?
- Noooo, no exactamente. Tú vas a la misma hora de siempre, según nuestros relojes, pero en realidad sí que vas más tarde, porque habrá más luz, ya lo verás.
- Entonces me pondrán un retraso, que ya sabes que en mi cole les gusta la puntualidad.
- No, hija, no te preocupes, que no te pondrán un retraso.
- ¿Seguro?
- Segurísimo, no seas pesadita.
- ¿Y por qué sí me lo ponen cuando llego cinco minutos tarde?
- Eso es distinto, eso es por culpa del tráfico, el despertador, el sueño, etc. y te afecta sólo a ti. El resto de los niños llegan bien y tú llegas tarde, y entonces te ponen un retraso. Mañana, en cambio, todos vais a llegar tarde. ¿Vale? No te preocupes, y déjame ya un poco tranquilito, a ver si pudiera echar una cabezada, que se me pasa la hora, como si lo viera.

- Papá.
- ¡Virgen Santísima!
- ¿Entonces nos pondrán retraso a todos?
- Nooooo, no se lo pondrán a nadieeeeee.
- ¿Y por qué?
- Pues porque el profe también llegará una hora tarde.
- ¿Y el jefe de estudios?
- Tambieeeén
- ¿Y el director?
- Tambieeeeeeeén.
- Pues qué poca seriedad, ¿no?
- Nooooooooo, no es falta de seriedad, es un problema de ahorro de energía. En verano adelantamos los relojes para aprovechar la luz y reducir el consumo eléctrico, y en invierno los volvemos a atrasar. Creo yo que es así. No me hagas mucho caso, que tampoco estoy seguro, de la empanada mental que tengo ya.
- Qué lío, ¿no?
- Un lío de narices, para qué nos vamos a engañar.
- ¿Y sirve realmente para algo?
- Pues hay quien opina que sí y hay quien opina que no.
- ¿Y tu qué opinas?
- Yo opino que me gustaría dormir un rato, guapita.

- Papá.
- ¿No irás a preguntarme algo más sobre el dichoso cambio de hora?
- Pues sí, ¿tú sabes cuáles son las consecuencias? del cambio, digo.
- Pues mira, según algunos estudios realizados, más de la mitad de las personas sufre algún problema derivado del cambio de hora: trastornos alimenticios, cansancio, falta de concentración, irritabilidad, mal genio, etc... Pero eso son chorradas de gente que no tiene otra cosa que hacer. Así que no se hable más. Asunto zanjado, con Z de Zapatero.

- Papá.
- ¡Queeeeeeeeeeé!
- Que se te nota.
- ¿El qué, hija, el qué?
- Pues eso, lo de los trastornos alimenticios, el cansancio, la falta de concentración, la irritabilidad... y el mal genio, sobre todo el mal genio.

11 comentarios:

Mariano dijo...

¿Gafas de sol a las ocho y media de la mañana? ¡Cáspita! Pues que las subvencione el listillo que le da por cambiar el horario. Y esta tarde saldremos del zulo a oscuras como la boca del lobo.
¡Viva el ahorro energético!
No puedo con la vida...

vitruvia dijo...

Jajajajaja, mis hijas no dan cono, dan coñe (en gallego es coñecemento). En verano me fastidia mucho el cambio de hora, pero en invierno eso de tener una hora más me encanta, jajajajaja.
Oye, como j.... cuando no te dejan echar la cabezadita, eh!! Mi mediana es muy considerada, y cuando me ve cabeceando me despierta para preguntarme si duermo, antes de preguntarme nada, jajajajaj

Estilografic.art dijo...

Mariano: te noto irritado, con mal genio, ¿qué te pasa?

Vitru: ni "cono", ni "coñe". A eso que hace tu hija cuando te ve cabezeando lo llamo yo dar la "coña"

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Estili, ¿has probado con el "¡porque lo digo yo!"?
Es una técnica muy rudimentaria, pero a veces resulta muy eficaz. No es que aclare mucho a los niños, pero te ahorra un montón de explicaciones "inexplicables".
Un abrazo.

Belén dijo...

Pues mira, me voy a poner de parte de tu niña... que irascible estabas tu leñe!!! (o coñe, por hacer un guiño a mi maravillosa Vitruuuu)

Besos!!!!!!

Estilografic.art dijo...

Javier: también a ti te veo afectado por el cambio, ¿eh?

Belén: ahora que se me va pasando el efecto, yo también me voy poniendo de su parte, la verdad.

La interrogación dijo...

En mi casa se han dado efectos en cadena. No sé si será el cambio de horario pero a mi niña le ha dado por despertarse a las cuatro de la madrugada y no querer dormir hasta las siete.
Yo hoy no tengo crispados los nervios, es que no sé ni donde los tengo.

Desesperada dijo...

yo es que esto del cambio no sé a quién beneficia, sinceramente. nunca lo he comprendido. y este aún, que ganas una hora al sueño, ¡pero el de verano! para mí ese es matador. en Galicia tenemos una hora de diferencia de luz con el resto de españa, y os aseguro que, aunque parezca una chorrada, se nota

Mariano dijo...

Vengo ahora de comer. O de cenar. O de desayunar. Joder, qué lío. No me hallo, no me hallo...

Pejooe dijo...

Ah, qué han cambiado la hora?

Vaya, oseá que hoy, en vez de una, he llegado dos horas tarde. Ahora entiendo lo de la carta de despido.

(me reí a carcajadas en la oficina mientras lo leí, no hay nada más irritable que explicarle a un niño/a algo que ni tu mismo sabes muy bien por qué sucede).

SALUDOS

Viguetana dijo...

Pues yo no me molesto en comprenderlo.
Y tampoco me afecta, la verdad.
chula que es una pa' según qué.
:-P