miércoles, octubre 31, 2007

Un blog maldito

Le habían dado la dirección hacía tiempo, pero nunca se atrevió a visitarlo. Era sencillo hacerlo, no se trataba de un lugar real, sino de una dirección de internet, un simple y sencillo blog, como el suyo. Pero, ay amigo, el miedo es libre, y es su caso se lo impedía. Demasiadas historias tenebrosas y confusas había oído y leído en foros, chats y en diferentes blogs sobre aquella dirección que no se atrevía a visitar, historias de desapariciones, casos de locura, angustiosas muertes aún sin resolver.

Quizás se tratara sólo de habladurías y leyendas, los típicos bulos de internet, pero aquello le tenía sumido en un estado de desesperación mezclada con angustia y no sin ciertas y peligrosas dosis de curiosidad. El caso es que aquella historia del llamado “blog maldito” – así se referían a esa página web en los foros – le atraía y casi le atrapaba, no podía dejar de pensar en ello ni de día ni de noche. Desde el trágico suceso, del que ya se iban a cumplir diez años - ¡diez años, madre mía, cómo pasa el angustioso tiempo! – no había conseguido desprenderse de esa atracción fascinante hacia ellos, hacia los muertos. Pero no, descuida, que aun así nunca se atrevió a visitarlo.

Pero un día recibió un comentario en su blog que precipitó los acontecimientos. Un comentario anónimo y desesperado. Su palabras, su tono, sus expresiones le resultaban tan enigmáticamente familiares..., pero no, no podía ser ella, qué locura. Se trataba de una broma pesada, seguro, o quizás no, pero cómo que no, desengáñate, es imposible... La cabeza le ardía. El comentario decía: “Siento frío. Ven a verme, ven a verme, por favor, soy tu perla, y sigo aquí, esperándote, sólo si me vienes a ver podremos abrazarnos de nuevo, mi brisa, para siempre, eternamente.... te espero”. “Tu perla”, “mi brisa”, eran expresiones que ellos compartían en su intimidad, y ahora aparecían allí, expuestas en los comentarios de su propio blog. Aquello no podía ser verdad, joder, ella estaba muerta, se repetía, estaba MUERTA.

Su muerte había sido horrible. Nunca lo iba a superar. La quería como no había querido a nadie, y habían compartido... lo habían compartido todo, pese a que eran aún muy jóvenes cuando ella se fue. Enterrada. Murió enterrada viva.¿Puede haber algo más terrible? Él la vio morir, pero nada pudo hacer, o al menos eso se había estado repitiendo constantemente, día tras día, durante los últimos diez años, nada pudo hacer, nada, nada... o quizás sí.

Un nuevo comentario en su blog acabó de despertar su curiosidad contenida. Aquello ya no podía ser una broma. “Tengo frío – insistía-, ven conmigo, soñemos juntos, búscame en ese lugar maldito que tú sabes, mi amor eterno”.

Lugar maldito, lugar maldito... aquellas palabras no dejaban de repetirse en su cabeza, y así fue como acabó estableciendo la relación. La dirección tan temida, el blog maldito, su perla, la brisa, soñar juntos, amor eterno, el frío... la muerte. Buscó la dirección, estaba seguro de que, pese a no haberla visitado nunca, la guardaba entre sus favoritos, esperando a que un día.... Sí, allí estaba, ya no podía esperar más, sólo así podría conocer el final de la historia, de su historia. Entró...

Y también tú, mi querido lector, sólo conocerás en final de esta terrible historia si te atreves a visitar la maldita dirección:

P.D: Que paséis una infeliz noche de difuntos, si es queda alguien vivo por ahí, a estas alturas.

13 comentarios:

Viguetana dijo...

¡Madre del amor hermoso!
¡Estoy totalmente erizada!
Casi que me vuelvo con los espíritus, oiga.

Feliz puente de todos los santos (y menos santos, que también los habrá, digo yo).

Muá.

Mariano dijo...

Acabo de regresar del cuarto de baño. Cagado me hallo. Y eso que todavía no he visitado el blog maldito. Estoy reuniendo fuerzas para hacerlo. Tengo miedo...

tootels dijo...

cojonudo tu!! se sale el enlace... plas plas plas..!!
NUNCA MAIS

Belén dijo...

Pero bueno, que bueno, que bueno que bueno!!!!!!!!!!

Me quito el sombrero, y no me quito mas porque igual a estas horas hay menores :)

Besso!

Estilografic.blog dijo...

Viguetana (o tu espíritu): Feliz puente también, santa, que eres una santa.

Mariano: no lo hagas, no lo hagas...

Tootels: ¿te has atrevido?

Belén: Puedes quitarte lo que quieras, que estamos todos muertos.

pati dijo...

Por mis muertos que no entro! Acojone que tengo encima, señor!

Yo ahí, leyendo el post, curiosa por llegar al final, más que nada para ver la chorrada que soltabas, y me parece que me voy echando leches!

Feliz Halloween ;)

La interrogación dijo...

Coño, me ha ido embuyendo (se dice así?) una cosa angustiosa por dentro, como cuando leía las leyendas de Becquer. Me encantan estos cuentos sobrecogedores.
Lo que pasa que este sobrecogimiento encoge mis neuronas y en el blog maldito no he podido más que decir una tontería.
Besotes

Estilografic.blog dijo...

Pati: venga, si has llegado hasta aquí ya entra, qué más te da, total, una vida más o menos...

Inte: lo tuyo sí que es humor negro.

Mariano dijo...

Ayer hablaste de Aveces, hoy de muertos. ¿La próxima entrada de qué será? ¿Una llamada a tu teléfono de Marujita Diaz pidiéndote trato carnal? ¡Depravado!

Estilografic.blog dijo...

Mariano: gran idea la tuya, tratándose de un simple cadáver.

No, con lo de cadáver no me refiero a Marujita, hablo de ti.

Mariano dijo...

Yo es cuando descanso tengo mejores ideas. Así que imagínate con el descanso eterno...

wen dijo...

ostrás, qué chulada jajajajajaj. Jope, y yo lo leo ahora, llevo un jet lag impresionante!!
Yo ya sabía que estabais todos muertos por cierto XDD

vitruvia dijo...

Joder, no me atrevo. Alguien me cuenta de qué va?, pero sin engaños eh!, que yo pa esto soy muy cagadita.