viernes, junio 22, 2007

Hemorroides

¡Hombre!, haberlo dicho antes, que ahora lo entiendo todo. Resulta que de Juana ha vuelto al hospital a hacerse una revisión porque, entre otras cosas que le suceden al muchacho, es que padece de hemorroides. Yo también las he sufrido en silencio y sí, ahora sí entiendo esa expresión de su rostro que yo confundía, válgame el Señor, con esa otra enfermedad también del culo que llaman odio.

Pues no, mira tú por dónde que se trata de almorranas, o de hemorroides, como se quieran llamar: “tumoración en los márgenes del ano o en el tracto rectal, debida a varices de su correspondiente plexo venoso”, que últimamente tiro mucho de diccionario. Sabes qué pasa, que como se trata de una inflamación de la venas en salva sea la parte, pues el pellejo por algún lado tiene que ceder, y entonces debe ser que tira de la cara, quedándose uno con esa expresión como de “como-te-coja-es-que-te-mato-hijodelagran...” que tiene siempre De Juana.

Lo de el término “hemorroides” yo supongo que se trata de un eufemismo, pensado con el culo, eso sí, pero un eufemismo. Porque digo yo que “almorrana” es cierto que suena muy mal, pero anda que “hemorroides”..., de Guatemala a Guatepeor nos vamos.

Es que lo de las hemorroides es una cosa muy pero que muy íntima, de ahí lo de sufrirlas “en silencio” que se dice. Tú llegas a una reunión de amigos, todos sentaditos que ya van a servir las copitas, y tú de pie, más tieso que un pincel.
- Venga estili, siéntate, ¿que quieres tomar?
- Pues casi me quedo aquí, de pie, que es que no me encuentro muy allá.
- Pues por eso, pues por eso, venga hombre, siéntate, que tienes mala cara.
- Pues si supieras cómo tengo el culo -, te dan ganas de contestar, y claro, al final tienes que confesar lo que te pasa. Y antes no tanto, pero es que ahora es un sinvivir estas cosas con lo de internet, que hay amigos que hasta tienen un blog personal y todo en el que cuentan cosas que les ocurren, que es que hay gente muy rara. Ya estoy viendo al día siguiente el título de la crónica de la fiesta: “las almorranas de estili”, o “estili sufre en silencio” o, yo que sé “¡se siente todo el mundo!, menos estili”.

Es como cuando vas a la farmacia a comprar la cremita, que como les ponen nombres discretos a los ungüentos, como para no enterarse de lo que le pasa a uno: Hemoal, Hemorrane... en esta última yo creo que se les fue una vocal, querrían decir “hemorrano”, por si no queda suficientemente claro que las tienes ahí, en el ano. Con lo fácil que sería buscar aquí también otros eufemismos más discretos, pero no. Yo opto por pedirle a la farmacéutica la “crema para el ojete” al tiempo que le guiño el susodicho, el de la cara, y así el que va detrás se queda con la duda de si es que vengo con la receta del oculista.

Ahora, lo que ya es más difícil de disimular es lo de los andares a lo Chiquito de la Calzada, así que te toca salir de la farmacia diciendo lo de “no puedorrrr, no puedorrr”, si es que quieres continuar con la farsa.

Las almorranas es que duelen que te cagas, aunque lo peor que te puede pasar precisamente cuando las tienes es eso, que te cagues. Las hay internas y externas, que se diferencian pues en eso, en que unas crecen hacia adentro y otras hacia afuera, que hay que explicarlo todo, con lo que duele sólo de pensarlo, y al final es como si explotaran cuando revientan y te quedas como nuevo.

A lo que iba, que De Juana ha vuelto al hospital a ver si le miran las hemorroides. Yo espero que las suyas sean internas, y que cuando exploten lo hagan bien dentro, en su propio culo.

13 comentarios:

Wilde dijo...

jajajajajajajajaja

plas plas plas plas (paro, pero no puedo parar)

Hasta me duele el culo, y yo jamás he tenido esas cosas (toco madera)!!!!!!!!!!!!

Buen fin de semana, artista!

wen dijo...

Jope... qué escatológico has amanecido, no? uffff que asquito y que yuyu jejejeje.
Pues en mi casa mi padre tuvo una vez... y medio de coña nos leyó la composición de la crema porque le resultó gracioso... No lo olvidaremos ninguno en la vida!!!
" sapogeninas esterólicas del rusucus aculeatus" ( es verídico el 100 %, lo juro )

Viguetana dijo...

Yo es que iba leyendo y ya no sabía cómo sentarme, oiga. Y al final me he descubierto que incluso estaba apretándolo...
En fin, nada, que te ha quedado más redondo que un... ocho. :-P

vitruvia dijo...

Jopé Estili, como sigas así, voy a tener que inventarme adjetivos admirativos, porque es que me quedo sin. Eres un crack.

Una mujer desesperada dijo...

con razón tenía ese careto, ja ja ja ja ja ja ja

Mariano dijo...

¿Tienes cierta querencia por los anos no? Aun recuerdo otra entrada tuya magistral sobre que la fuerza está en el culo.
En cuanto a De Juana que le den... (que le den pomada, que le den por el culo, al gusto del consumidor-lector).

La interrogación dijo...

Se puede optar por llevar un pequeño flotador, eso sí, de diseño por si acaso.

Vuelo rasante dijo...

¡eres genial¡
Yo creo que le podían dar guindillas... van fenomenal para las almorranas.

es igual de bueno que el flit para las moscas.


UN BESO

Clandestino dijo...

Joder Estili, leerte es siempre un placer.

Hugo dijo...

Interesante y valiosa información que he encontrado por aquí. Les invito a visitar mi recien creado sitio, incluí algunas fotos de hemorroides para clarificar más el tema
www.ustedtienehemorroides.com
Saludos
Hugo

Eva PS dijo...

Buenos días,

Perdona que te escriba de forma pública pero no he encontrado otra forma de contactar contigo. Me gustaría que colaboráramos mutuamente intercambiando enlaces ya que tu blog trata de la misma temática que mi página.

Si estás interesado escríbeme a eva.paz.soto@gmail.com

Un saludo,

Eva

Anónimo dijo...

Saved as a favorite, I like your web site!

Stop by my site; Cheap dental implants

Anónimo dijo...

Hi my family member! I want to say that this post is awesome, great written and
come with almost all vital infos. I'd like to see more posts like this .

Look into my website: Http://vestnik.Ecoveda.ru/