miércoles, julio 04, 2007

Ayudas

El año pasado nacieron en España cerca de medio millón de críos. O sea, que la medida anunciado ayer por Zapatero de conceder una ayuda de 2.500 euros por niño recién nacido va a costar unos 1.250 millones de euros anuales, y eso si con el anuncio la gente no se anima a darle al asunto y el próximo año nacen el doble de niños, que también es posible.

Una pasta gansa, vamos. Ojo, que está muy bien, yo no digo que no, pero habrá que ver en primer lugar de dónde sale ese dinero, porque no creo que el presidente lo llevara en el bolsillo, que si no lo hubiera enseñado ayer en el debate, el fajo de billetes digo, para hacer más creíble la medida y cerrarle la boquita a la oposición.

Y además, claro, esto es para todos, sin distinciones. Para los que viven en la chabola y para los de la Moraleja, me imagino, que eso ya no me parece tan bien, mira tú por dónde. Y digo yo que si no habrá otras fórmulas, a lo mejor menos llamativas y menos electoralistas pero sí más apropiadas, como rebajar el precio de lo que en estos casos son artículos de primera necesidad, pañales, chupetes, toallitas, biberones, leche, etc. Así además se evitarían “desviaciones sospechosas” en las economías familiares:

- Me he comprao un “parato que te cagas”, lo último de lo último en plasma, reproductor de DVD incorporado, pantalla panorámica, cincuenta pulgadas....
- Te habrá costado una pasta.
- Dos mil quinientos euros, justitos.
- ¿Pero tú no estabas más pelao que el culo de un mono?
- Sí, pero ya sabes, pasito a pasito, que si un poquito de aquí, un poquito de allí.... bueno y el niño, que nació el 3 de julio y algo ha aportado, la criatura.

Y a mi se me ocurre algo más importante todavía: ¿no se puede invertir ese dinero y más si hace falta en encontrar de una vez por todas soluciones para que los padres puedan compartir más tiempo con sus hijos? Y digo compartir-más-tiempo-con-sus-hijos, no tenerlos que dejar en guarderías, campamentos, actividades extraescolares o al cuidado de otras personas, que eso puede ser un parche, pero no soluciona el problema de fondo.

Pero lo que más me repatea del todo es lo de mi sobrino, que nació el domingo, más mono él, morenito y con cara de santo. Y no, no me pilla de nuevas, porque ya es el décimo sobrino que tengo, que espero que no me tenga que hacer un día cargo de todos, que si no el que va a necesitar ayudas soy yo, señor presidente.

Se adelantó un poquito el crío, que para mí que éste va a salir impaciente, y claro, se ha quedado sin ayuda por cuestión de unas horas. Mira que se lo venía yo diciendo a la madre, espérate al martes, espérate al martes, que hay debate..., pero nada, que no le hicieron ni caso al tío. Así que desde aquí me sumo a la reivindicación de que se concedan los 2.500 euros a todos los nacidos en 2007, desde enero. Yo le aseguro, señor presidente, que sus padres no se los van a gastar en una pantalla de plasma, que ya tienen una.

Estilografic.art

17 comentarios:

Una mujer desesperada dijo...

hombre, yo de este anuncio, a pesar de su electoralismo, no criticaría nada. de hecho, comparado con el resto de europa, me parece hasta una miseria! por eso creo que deberíamos aceptar la migaja, y como no creo que sea operativo dar ayudas según ingresos, porque eso exigiría contratar aún más funcionarios para hacer esos cálculos, que den 2.500 euros a cada madre. me parece bien.

Mariano dijo...

Discrepo con el término electoralista. El sinónimo es "ley que favorece a mucha gente y que hará que estén más contentos". Y claro, para eso se gobierna. Y en el último año de legislatura también hay que gobernar. Tanto como en el primero.
¿Que habrá que vigilar de cerca su articulación y uso? Seguro. ¿Que tiene que venir con medidas adicionales que mejoren la conciliación de la vida laboral y familiar? Pues claro también, y de hecho se ha empezado, aunque sea pasito a pasito.
Yo me felicito por la medida y me descojono de las declaraciones del PP, diciendo que Zapatero se ha copiado, que era una propuesta suya. Claro, suya y de media Europa...

Estilografic.art dijo...

No, si a mí me parece muy bien que me den 2.500 euros. Y si me dan 5.000, pues el doble de mejor. Pero creo que el principal problema de este gobierno sigue siendo la comunicación. No me parece la manera más adecuada de anunciar la medida, que entiendo que antes habría que explicarla bien, razonando cómo se puede hacer, a quién va a beneficiar - que en un principio no se dijo - y sobre todo las formas, que a mi si que me parece que el anuncio desprende cierto “tufillo electoralista”.

A bote pronto, me parece mucho más importante lo de la conciliación, salvo en los casos de verdadera necesidad económica, pero creo que en esos casos habría que hacerlo de forma más controlada, no repartiendo billetes, que es lo que parece que están anunciando.

En fin, que si me los dan yo seré el primero que los coja.

Mariano dijo...

Estilografic, ni te falta ni te quito la razón. Este gobierno tiene la capacidad de marketing como yo de azules los ojos.
Lo lamentable es que sea una medida que cause tanto revuelo, por tristemente anormal en las políticas sociales de este nuestro querido país.
Yo es que ejerzo de ingenuo con mucha facilidad, y voy a darles un margen de confianza con esta ley.

La interrogación dijo...

Pues estoy de acuerdo contigo. Claro que viene muy bien pero hay otras cosas que a los que no somos de La Moraleja nos vendrían que te cagas. Para empezar poder estar más con nuestros hijos como tú dices. Para seguir ¿Qué pasa que ahora ya no tenemos gastos con los hijos?
En vez de dar el dinero así, alegremente se podría emplear en subvenciones escolares, por ejemplo o en la puta silla del coche que no veas lo que cuesta o en montones de cosas que al final sí hacen que el tener un hijo sea más llevadero económicamente.

Vuelo rasante dijo...

Politicas ¿socio ... qué?
No nos quejemos, no nos quejemos que cuando nacieron mis hijas me dieron los buenos días, señora, encanta de haberla conocido, 14 semanas de baja de maternidad y más encanto todavía. Oiga y de eso de la lactancia, ¿qué?
Vale, tiene usted media hora diaria. Ya, pero es que la nena mama unas cinco veces al día, la puñetera. ¿Me puedo coger todo a la vez? Pues no, mire.
Y ¿qué pasa si cojo excedencia? ah, pues nada. Cójala, cójala pero cuando vuelva que sepa que el `puesto de trabajo no se lo guardamos. Vamos, que iría a otro, claro está.

Entonces empecé a darle cereales y cocidos a la nena.

Wilde dijo...

Pues yo si discrepo con el anuncio, aunque estoy de acuerdo con el fondo. Sería más correcto y lógico dar más a los que más lo necesiten y nada de nada a los que no lo necesiten según ingresos. ¿no?

Mariano dijo...

Wilde, yo en eso que comentas claro que estoy de acuerdo, al cien por cien. Es una señal inequívoca de que es una medida soc..., hecha desde una izquierda muy poco valiente (y lo llamo izquierda por mi tendencia zurda, más que nada).

Estilografic.art dijo...

Por ahí también voy yo, y además tratar en la medida de lo posible que ese dinero se emplee para lo que es, no para caprichos de los padres.

En definitiva, que las cosas que pueden estar bien se hagan bien.

wen dijo...

Lo normal sería eso, dar más cantidad a los que menos recursos tengan un nada a los que no necesiten las ayudas.
Decía Duran i Lleida ayer en una de sus intervenciones que en Alemania se da a cada familia que tiene un niño el equivalente a tener 13 hijos aqui... multiplicad... Menuda diferencia!!

wen dijo...

Zapatero ,por cierto, meneaba la cabeza en señal de asentimiento con cara de resignación. En fin.

mgqeaol dijo...

Pero realmente se creen que 2500 euros dan para muchos pañales?
Solo espero que las parejas no tengan esto en cuenta a la hora de decidir tener un hijo...
besos

Viguetana dijo...

Yo lo que veo es que eso no va a hacer que la gente tenga más o menos hijos. Y por lo poco que he seguido la noticia parece ser que ese es el objetivo de la subvención, ¿o no?
Por lo tanto, también considero que ese dinero se aprovecharía mejor de otra manera... pero en fin, disfrutadlo aquellos que lo recibáis. Yo seguro que no.

vitruvia dijo...

Pues a mi lo único que me dieron, fue una cesta del Caprabo, eso sí, con una libreta de no recuerdo qué banco, con tres mil pesetas, pero que no podía sacar hasta pasado un año, osea, que no me servian de nada.

Estilografic.art dijo...

Ya no me acordaba de que a mí también me dieron la cesta de Caprabo, eso sí, a cambio de que me hiciera una tarjeta de cliente que no he vuelto a utilizar.

Por cierto, que el editorial de El País le da hoy un buen tirón de orejas a Zapatero por lo de los 2.500 euros.

Viguetana dijo...

Estili, me he leído el editorial de El País y debo decir que estoy muy de acuerdo con lo que dicen. En este caso a mí también me parece un gesto puramente electoralista y falto de reflexión.

Crédito dijo...

Demagogia, pura demagogia.
¿Quién se va a sentir motivado por 2500 € a tener un hijo?
Nadie.
Se trata de una medida claramente demagógica y preelectoral.
Y nos esperan muchas más, desde todos los partidos, de ahora en adelante hasta las próximas elecciones generales.
Por ejemplo, nunca he entendido la justificación del aborto por parte de la izquierda en lugar de pedir que a las familias y mujeres sin medios se les ayude generosamente para sacar adelante a sus hijos... 2.500 euros no bastan, claro.

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es