martes, julio 24, 2007

Ultimátum

Otra llamadita. Aunque esta vez no sé, me ha dejado con la duda, porque después de echarme una bronca de tres pares de narices, el tío va y me da algo: un “ultimátum” me ha dicho, que no sé lo que es, pero me lo ha dado. Gratis.

Resumo la bronca:

Que haga una “fe de errores”. Eso sí que sé lo que es, porque un día que fui a clase, en la facultad, lo explicaron, lo de la fe de errores, que ahora que lo pienso si no llego a ir ese día a clase le suelto que no me venga con monsergas de religión. Es como lo que han tenido que hacer los de El Jueves, rectificar porque a los más monárquicos no les ha gustado las lorzas que le pintaban al príncipe, ni la nariz de Letizia, creo.

La fe de errores mía es por lo del refrán de ayer, que por lo visto no son alfombras. Ya decía yo que no me acababa de cuadrar. Que es que son “halforjas” .- como suena, me ha dicho que se escribe -. Pues eso, como suena, “halforjas”, que es lo que llevan los burros, por cierto, y no quiero mirar a nadie.

Voy con lo de los comentarios. Que no me pase, me dice, que a los lectores hay que mantenerlos. ¡Sí hombre!, lo que me faltaba. Mantenerlos yo, a los lectores. Y ahí, aprovechando ese sutil y agudo juego de palabras, que es que hay que reconocer que soy un lince para lo del lenguaje, le volví a poner sobre la mesa lo del sueldo: “no será con el dinero que me pagas, generoso”.

Con los comentarios yo no sé qué quiere, la verdad. Vamos a ver; si un tío que se llama Montoya se mete contigo en un comentario tú qué le vas contestar, “Montoya, deja ya de tocarme las narices, porfa”. Pues no, le harás la rima correspondiente. Vamos, digo yo, si es que te lo ponen a huevo.

Y por último me la monta por lo de los horarios. Ahí me pilló con la guardia alta, que ya lo veía yo venir. Que no me largue a casa a mediodía, que si pasa algo importante qué. Yo le salí con lo del apagón, que es que sin luz no se puede trabajar. “Pero que apagón ni qué niño muerto –me dice el pavo, que luego dice que yo hablo mal -, si fue en Barcelona”. “Ya - le digo yo-. El epicentro. El epicentro sería en Barcelona, pero las consecuencias se dejaron sentir a cientos de kilómetros, y yo es que vivo en Madrid, pero a las afueras, dirección noreste”. No te jode.

Por cierto, que vaya putada, lo del apagón. Parece increíble, en una ciudad como Barcelona. Eso les pasa a las empresas por dejar en verano el trabajo en manos de gente inexperta, que es que hay mucho cazurro suelto por ahí que no sabe ni hacer la “o” con un canuto.

7 comentarios:

Mariano dijo...

Becario, tú ni caso que Estilografic es mucho de boquilla pero luego es un trozo de pan. Mucho lirili y poco lerele. Si es muy moñas, incluso nos contó una vez que le caían lágrimas como cataratas porque su niña se iba de campamento...
Ah, y por si Estilografic no te ha dicho su verdadero nombre, se llama Mariano (disfruta, que ahí tienes rimas para aburrir...).

Anónimo dijo...

No, no, con el jefe no voy a hacer rimas, por lo menos aquí, en el blog, que creo que hasta se lee los comentarios, el tío.

Fdo: El becario

Viguetana dijo...

Oyes, lince de becario, yo de ti me enteraría de lo que significa "ultimátum"... Es que a mí me suena a Vademecum, que es como el libro de Petete de las medicinas o algo así...
No sé, no sé...

Ah, y lo de Barcelona, seguro que lo han desconectado todo para ahorrar, que ya sabes como "semos"...

Bueno, pues hala, aplícate a los refranes y déjate de pareados facilones, que como empiece yo a soltarme, la liamos de verdad.

La interrogación dijo...

Tu becario es un pan bendito.

Wilde dijo...

Espero que al menos lo tengas bien explotadito, que menudo personaje eh!!!

Lo del apagón, a mi me parece sublime!!! La gente está obligada a hablar, en la puta calle, tendría que haber días de apagones, joer!!!

Salud!!!

Clandestino dijo...

Yo tengo que reconocerte que al principio me caiste como el culo. La verdad es que le tenía cariño a Estili así que me puse de su parte.
Pero oye, que poquito a poco me vas cayendo bien, y hasta comentas en algunos de nuestros blogs.
Yo creo que no está tan mal el trabajo que estás haciendo, además, acabas de empezar, ya verás como poco a poco incluso a Estili le vas cayendo bien.
Por cierto, dale recuerdos de mi parte.

Vuelo rasante dijo...

Oye, becario, que hay gente que no sabe hacer la o con un canuto, y que tú confundes las alfombras pero juraría yo que alforjas no lleva h.
anda, míralo en el diccionario que seguro que tiene Estili antes de que te vea. ¡anda,anda!